INFOBAE

La sombra de Joaquín “El Chapo” Guzmán sigue al ex presidente Vicente Fox Quesada. Por tercera ocasión, los nombres de ambos personajes vuelven a acaparar los titulares de los periódicos, el motivo es simple: se acusa al gobierno del ex mandatario panista de haber recibido sobornos multimillonarios por parte del narcotráficante.

El caso se remite a enero de 2001, cuando Guzmán Loera escapó del penal de Puente Grande, en Jalisco. Desde ese entonces, se hicieron señalamientos en contra de su gobierno que aludían a complicidades para permitir la fuga. 

“Es de sonsos los que piensan eso. Es precisamente la falta de inteligencia de cómo se manejan los temas públicamente. Creo que es claro que es una tontería de quienes argumentan que fue el Presidente Fox quien lo dejó salir o quien negoció su salida”, dijo el ex presidente en 2014 durante su reaparición en San Cristóbal, Guanajuato. 

Cinco años después, las dudas sobre su gestión volvieron a surgir. Fue durante el juicio contra “El Chapo” en Nueva York, EEUU, que uno de los testigos vinculó a Fox y otros ex presidentes de México con el narco. 

Se trata de Alex Cifuentes, un narcotraficante colombiano, quien hizo una serie de declaraciones explosivas, entre las que destaca una serie de sobornos de Guzmán Loera al ex presidente Enrique Peña Nieto, por un total de USD 100 millones. Al igual que a Peña, el capo habría dado millonarios sobornos a Felipe Calderón y Vicente Fox.

El testimonio de Cifuentes fue clasificado por las autoridades estadounidenses en un afán de prohibir declaraciones que afectaran a terceras personas con eventos irrelevantes para el caso o que pudieran distraer al jurado. Así lo manifestó el propio juez Brian Cogan, quien dirigió el “Juicio del Siglo” contra el capo.

Meses después del testimonio del narcotraficante colombiano, otro personaje muy cercano a “El Chapo” negó que Vicente Fox hubiera recibido sobornos durante su gestión. Se trató de Vicente Zambada Niebla, conocido también como “El Vicentillo”, quien aclaró que Loera nunca sobornó al ex mandatario.

“La prensa dijo que El Chapo sobornó al presidente Fox y al director del penal de Puente Grande, pero eso no fue verdad”, dijo el hijo del “Mayo” Zambada durante su participación en el juicio contra el líder del Cártel de Sinaloa.

La bomba mediática que cayó sobre los ex mandatarios los obligó a hablar con la prensa. Fue así que en enero de este año, Fox le aseguró a CNN que nunca tuvo un ofrecimiento de acuerdos o pagos de parte de narcotraficantes y que no lo hubiera aceptado, en todo caso. “Nunca se me acercó ningún criminal”, declaró.

Dijo además que la justicia de EEUU debía tener cuidado con las declaraciones que podía hacer un “soplón” como Alex Cifuentes, pues duda que diga la verdad. “Esta idea de pagarles a criminales para que suelte la sopa para que tengan reducción de su tiempo en condena produce que el criminal diga mentiras y mentiras. Y entre más declaraciones escandalosas dé sobre dos ex presidentes, más reducción tendrán. Entonces no se les puede creer”, ahondó.

A casi un año de este testimonio, una vez más su gobierno ha sido ligado al narco. Esta vez por el propio hijo del “Mayo” Zambada, “El Vicentillo”, quien lo defendió en el juicio contra “El Chapo”.

“El Vicentillo”, quien fue condenado a 15 años de prisión y actualmente cumple su sentencia en una cárcel estadounidense (Foto: EFE)

Zambada Niebla le reveló a la periodista Anabel Hernández, en su más reciente libro titulado El Traidor, que funcionarios de seguridad por varios sexenios recibieron sobornos para dar protección y dejar pasar los cargamentos de droga de “El Chapo” Guzmán y “El Mayo” Zambada, incluyendo altos mandos federales allegados a Vicente Fox.

Jesús “El Rey” Zambada García, hermano de “El Mayo”, fue quien entregó USD 3 millones a funcionarios del gobierno de Fox, a través del titular de la Agencia Federal de Investigación (AFI), Genaro García Luna, para que se nombrara a Norberto Vigueras Beltrán como jefe regional de la AFI en Culiacán, Sinaloa, quien ya estaba “comprado” por el cártel. Así lo explicó “El Vicentillo”.

Su testimonio revela que incluso la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA) sabía las actividades de los líderes del Cártel de Sinaloa, y en algunos casos usaron la información entregada por los propios criminales para atrapar a capos rivales, entre ellos a Francisco Arellano Félix y Arturo Betlán Leyva.

Ante estas acusaciones, Infobae México se puso en contacto con voceros del Centro Fox para conocer su posicionamiento. Sin embargo, dijeron que por el momento no harían comentarios.