REFORMA

Dulce Soto

Cd. de México Las fiestas decembrinas pueden convertirse en un suplicio para las mascotas.

Sufren más accidentes, son utilizadas como regalos, pero no siempre llegan al hogar ideal; enferman porque les dan comida grasosa y se alteran con la quema de cohetes.

Durante esta época, las consultas de urgencias aumentan entre 15 y 25 por ciento en el Hospital Veterinario UNAM Banfield, estima Fausto Reyes Delgado, director médico de esta unidad.

“Pueden traer problemas de tipo gastrointestinal tan graves que pueden ocasionar la muerte de la mascota”, alertó.

Agregó que otro motivo de consulta son las intoxicaciones por alcohol o dulces.

“Llegan pacientes intoxicados porque se encontraron algo por ahí, se lo comen, y resulta que era hasta alcohol, que puede llegar a estar al alcance de ellos y lo ingieren”, explicó.

El especialista dijo que otra causa de accidentes es que algunas familias salen de vacaciones y dejan solas a sus mascotas durante días, algo que debe evitarse.

“Pueden suceder accidentes, que de repente la mascota tire el agua y se va a quedar sin tomar agua. En el hospital recibimos pacientes con daño en los riñones asociado a la falta de agua”.

Agregó que los accidentes también son comúnes en estas fechas.

“Vienen con convulsiones, con fracturas o golpes porque, por los ruidos excesivos, pueden espantarse, salir corriendo y sufrir un accidente”, indica.

Recomienda el uso de chalecos de compresión para mascotas, que simulan la sensación de un abrazo, o la aplicación de feromonas, esencias que imitan el olor que desprenden las hembras cuando amamantan y que los tranquilizan, las cuales deben ser recetadas por veterinarios.

“No es drogarlos. Actualmente, se logró sintetizar ese tipo de olor y hay forma de ponerlo en collar, en infusor, en espray, y la mascota puede estar muy tranquila. Pero es exclusivo de uso veterinario, se adquiere con los veterinarios”, subrayó.

Adrián Rodríguez, director administrativo del mismo hospital veterinario, señala que otro motivo de atención frecuente son las revisiones de rutina porque muchos dan mascotas como regalo de Navidad o Reyes Magos, pero, remarca, esto puede poner a los animales en riesgo de llegar a hogares donde no son cuidados.

“Hay que hacer conciencia de que las mascotas no son regalos, son decisiones que deben ser bien pensadas, que deben ser parte de una planificación familiar. Las mascotas no son objetos, son seres vivientes que necesitan amor, cariño, cuidados y un hogar que los quiera”.

Algunas recomendaciones para cuidar mejor a sus mascotas son:

-No deje a su mascota sola por más de 24 horas.

-Pida a un amigo o familiar que la cuide o la visite una vez al día.

-Déjela en pensiones que brindan servicios de cuidados para mascotas.

-Utilice bebederos y dispensadores de alimento con temporizador, pues entregan comida cada determinado tiempo.

-Ponga platos de comida en distintos lugares de la casa para que, si sucede un accidente, encuentre otro sitio con alimento y agua.

-Procure que el hogar esté ventilado, que no esté encerrado, pero sin riesgo de que la mascota pueda escapar.

-No dé sobras de los alimentos a las mascotas.

-Cuide que no dejen a su alcance o en el suelo alcohol, tapas, colillas de cigarros, dulces u otros productos que pueda ingerir.

-Practique una tenencia responsable y no dé mascotas como regalos.

-Antes de adoptar un perro o un gato se recomienda: que toda la familia esté de acuerdo, decidir qué mascota conviene con base en el espacio de la vivienda, el número de integrantes y destinar un presupuesto específico para su atención básica y para emergencias.