“Requisitos para ganar indulgencias en el Año Jubilar”

    Con información proporcionada por el Programa Diocesano de Liturgia, te comparto los requisitos para ganar indulgencias en este Año Jubilar con motivo del CD Aniversario de la llegada de la imagen de Nuestra Señora de la Soledad al pie de la Cruz, a la Verde Antequera.

1.- Realizar una peregrinación a la Puerta Santa, que bien puede ser en la Catedral Oaxaqueña, o en la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Soledad, o bien en uno de los 11 templos destinados para tal fin en los diferentes Decanatos (Nochixtlán, Zaachila, Yalalag, Ixtlán, Juquila, Tlaxiaco, Pápalo, Etla, Miahuatlán, Tlacolula y Ejutla).

2.- Atravesar dicha Puerta Santa, pero esto no significa un acto de “magia” o “superstición”; sino que debe significarnos un cambio de vida, pasar del pecado a la Gracia. Como dice el Papa Francisco, atravesar la Puerta Santa: “Es signo concreto y visible de que la fe ha transformado nuestros corazones y nos permite expresar en nosotros la vida misma de Dios. Amar y perdonar, como Dios ama y perdona”.

    Nota: Para quienes estén viviendo alguna situación que les impida llegar físicamente a la Puerta Santa, por ejemplo los ancianitos, los enfermitos, etc.; se puede entonces ganar la Indulgencia, uniendo su sufrimiento a la Pasión redentora de Cristo; es decir, viviendo la prueba de la enfermedad, de la soledad, etc., con esperanza cristiana, lo cual dará sentido salvífico al dolor. En este caso se puede hacer uso de los medios de comunicación, por ejemplo para participar “a larga distancia” de la Santa Misa; pero además es necesario que procuren confesarse, recibir la Comunión Eucarística, proclamar el Credo y orar por las intenciones del Papa Francisco.

3.- Para quienes sí pueden acudir físicamente a la Puerta Santa, antes de ir a ella deben confesarse, procurar llegar con anticipación a la Misa, para que les dé tiempo de persignarse frente a la Puerta Santa, luego atravesarla mientras se proclama el Credo; enseguida, participar activamente de la Misa completa, con la clara intención de obtener la Indulgencia; es importante arrodillarse en la Consagración (a menos que tu salud realmente te lo impida); acercarse a comulgar; cuando acabe la Santa Misa hay que arrodillarse y rezar por las intenciones del Papa para ese mes (puede ser un Padre Nuestro, un Avemaría y un Gloria); y se concluye rezando la oración del Año Jubilar que te comparto a continuación:

    *ORACIÓN PARA EL AÑO JUBILAR:*

¡Oh María, Virgen de la Soledad! Tú que estás al pie de la Cruz, sostenida por el Espíritu Santo en humilde oración, nos dirigimos a Ti, para recorrer tu camino, que es el de Jesús, cumpliendo la voluntad del Padre. A los 400 años de tu llegada, te suplicamos aumentes nuestra fe, consolides nuestra esperanza y avives nuestra caridad. Socorre y protege a Oaxaca, especialmente a los pueblos que sufren injusticias, soledad, ignorancia, hambre y falta de trabajo. Como Madre bendita, protege con ternura a todas las familias, cuida de los niños, custódialos de todo mal y que nunca les falte el amor. Ilumina el camino de los jóvenes para que respondan con generosidad y disponibilidad a la vocación que tu Hijo les inspire. Asiste constantemente a los abuelos, que jamás sean ignorados o excluidos, sino que siempre encuentren respeto y amor. Tú, que sabes lo que significa el sufrimiento fortalece y consuela a los enfermos. María, Madre nuestra, danos un corazón para seguir amando y respetando la vida como lo hiciste Tú, para ver más allá del sufrimiento y de la muerte, la luz de la Resurrección. Ayúdanos a mirar el pasado con gratitud, a asumir el presente con valentía, a construir el futuro con esperanza como auténticos discípulos misioneros del Reino. ¡Oh María, al pie de la Cruz, abrázanos y condúcenos a Jesús! Amén.

LUBIA ESPERANZA AMADOR.

lubia_ea@hotmail.com