Oaxaca. En un mensaje entregado a sus seguidores y publicado en redes sociales, la ahora excantidata reconoció que “no voy a conseguir suficientes votos como para elevar la conversación”. 

“No quiero ser un obstáculo para un candidato progresista”, agregó. 

Williamson no era la típica candidata. Su experiencia política solo registraba un cuarto lugar en las elecciones de 2014, cuando intentó llegar al Congreso como candidata independiente representando al distrito 33 de California, que incluye Santa Barbara, Beverly Hills y Malibu. 


En la actual campaña, la escritora había fallado en calificar a los últimos cuatro debates demócratas. 

Ante la falta de experiencia política, Williamson usaba su expertiz como guía espiritual, con propuestas como la creación del Departamento de la Paz, como plataforma federal “que emprenda seriamente la paz a nivel nacional”, según se lee en su sitio web. 

En su declaración de este viernes, Williamson agradeció el apoyo de sus seguidores y envió un mensaje a los demás candidatos que siguen en la carrera por convertirse en el presidenciable demócrata. 

“Fue un honor estar entre ustedes. Cualquiera sea el que gane la nominación, estaré ahí con toda mi energía y completo apoyo”, dijo. 

Agregó que “la política de la conciencia es todavía posible. Y sí… el amor prevalecerá”.

TELEMUNDO