EL ECONOMISTA

Oaxaca.- El tipo de cambio terminó la jornada en 18.7810 unidades por dólar. El cierre del pasado 12 de abril de 2019, de 18.7570 unidades por dólar, se mantiene como un muy fuerte soporte para la cotización. 

Comparado con su registro oficial de ayer de 18.8520 unidades por billete verde, el cruce se movió en favor del peso 7.10 centavos o 0.37 por ciento. Foto EE: Archivo 

El peso mexicano cerró la última jornada de la semana con ganancias, gracias al apetito por riesgo en los mercados generado por un menor neviosismo sobre Medio Oriente. Su cierre de 18.7810 unidades por dólar, con datos del Banco de México (Banxico), le dio un avance semanal y su mejor registro en casi nueve meses. 

Comparado con su registro oficial de ayer de 18.8520 unidades por billete verde, el cruce se movió en favor del peso 7.10 centavos o 0.37 por ciento. En la comparación semanal, el par registró un movimiento de 14.40 centavos o 0.76% en favor de la divisa mexicana, frente al nivel de 18.9250 unidades del viernes pasado. 

Barrera perforada 

El cierre del pasado 12 de abril de 18.7570 unidades por dólar se mantiene como un muy fuerte soporte para la cotización. El mejor nivel que consiguió el peso en esta sesión tras la publicación de las nóminas no agrícolas estadounidenses fue de 18.7475 pesos por dólar y logró por momentos superar la fuerte barrera.

De acuerdo con Ángel Amancio, trader con experiencia en Madrid y Nueva York, la barrera de 18.75 unidades por dólar se ha mostrado resistente. No obstante, considera que es posible romperla si la estabilidad que el par muestra se mantiene y se concreta la firma de la primera fase para el acuerdo de China y Estados Unidos. 

“Pese a los recortes de tasas del Banxico, comparadas con las bajas tasas estadounidenses, las nuestras son mucho más atractivas y dan un carry interesante para los inversionistas. El líder del equipo de negociación de China va a firmar la primera fase del tratado en Washington el miércoles y 18.50 es el siguiente piso”, dijo. 

Optimismo 

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, registró una ligera caída de -0.09% y se ubicó en un nivel de 97.37 unidades. El optimismo tras los “no” de Irán y Estados Unidos a una guerra se sumaron como influencia a las expectativas comerciales.

La próxima semana iniciará tranquila, con algunas cifras en Reino Unido relevantes para Europa y, por la noche, los datos de balanza comercial en China. El martes se publicarán inflación subyacente y el dato de precios al productor en Estados Unidos. Sin embargo, el centro de atención será el frente comercial.