Oaxaca.- Banobras informó que, al no encontrar compradores, avión presidencial TP-01 regresará a México para exhibirlo en subasta de aeronaves. 

Al no encontrar compradores, el avión presidencial TP-01 regresará de Estados Unidos a México para exhibirlo en una subasta de aeronaves oficiales y seguir con su comercialización. 

Cuando era usado por el Presidente Enrique Peña, el avión presidencial implicaba un gasto promedio anual de 17 millones de pesos en vuelos nacionales, incluido su mantenimiento y conservación. 

Desde su primer vuelo con el priista, el 10 de febrero de 2016 a Sonora, el avión realizó 131 giras presidenciales, de ellas 98 nacionales y 33 internacionales. 

La Secretaría de la Defensa Nacional indicó en diciembre de 2019 a REFORMA que en nueve meses había erogado 597 mil 982 dólares por mantenerlo en EU, alrededor de 11 millones 956 mil 645 pesos. 

En julio pasado, Banobras informó que había seis posibles compradores del TP-01, y en octubre, el Presidente López Obrador aseguró que había una empresa interesada. 

El avión, considerado por López Obrador como un símbolo de la corrupción, es promocionado, para su venta, como “el orgullo de una nación”. 

Ya con un año sin comprador, el TP-01 consume gastos que, acumulados con los de otras aeronaves, también en venta, ya resultan onerosos. 

Este 14 de enero, Banobras informó que, al no encontrar compradores, regresará a México para exhibirlo en una subasta de aeronaves oficiales y seguir con su comercialización. 

La aeronave será resguardada por la Fuerza Aérea Mexicana. 

En septiembre, AMLO ofreció a los habitantes de Zacualtipán, Hidalgo, ayudarlos con su problema del agua con parte del dinero que obtenga de la venta del avión presidencial.

En reiteradas ocasiones, el Presidente dijo que hasta a Trump le había ofrecido el avión. “Es un avión de lujo. Aprovecho para decirle al Presidente Trump que se anime y que compre ese avión.

Banobras informó que, al no encontrar compradores, avión presidencial TP-01 regresará a México. 

REFORMA