MILENIO

Oaxaca.- El secretario de Finanzas de Oaxaca, Vicente Mendoza, mencionó que el estado inicia con salud financiera el 2020 al reportar una reducción de la deuda bancaria de corto plazo y un pago a los pasivos que se arrastraban con los proveedores.

Afirmó que en el 2019, con el liderazgo del gobernador Alejandro Murat, se logró reducir la deuda bancaria de corto plazo en un 35 por ciento, pasando de 2 mil 604 millones de pesos a deber mil 691 millones de pesos, lo que fortalece la salud financiera.

En este sentido, también dijo, que se logró saldar las deudas de corto plazo que fueron heredadas del régimen del ex gobernador Gabino Cué.

“En 2019, se redujo en un 91 por ciento la deuda de corto plazo que nos fue heredada pasando de acarrear un pasivo de mil 335 millones de pesos o deber menos de 120 millones de pesos.

Antes el funcionario dijo que cuando llegó y asumió el cargo Alejandro Murat se encontró una deuda pública de largo y corto plazo de 18 mil 500 millones de pesos.

“Recibimos 18 mil 500 millones de pesos de deuda, 14 mil 700 millones de pesos por la deuda de largo plazo y 4 mil 200 millones de peso de corto, que se aumento mil 200 millones de pesos, por un crédito a Banobras para cumplir con acciones de reconstrucción por los daños a la infraestructura provocada por los terremotos de 2017”.

“Hemos liquidado parte de la deuda de largo plazo, principalmente lo que se debía por la Ciudad Judicial y Administrativa y restan solo 16 mil millones de pesos”, agregó.

Por lo que aclaró que los 3 mil 500 millones de pesos que se pidió de anticipo, servirán solo para financiar obras y con ello se logrará reactivar la economía además de impulsar el empleo en las regiones.