Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.  Esta mañana taxistas de diversos sitios de la ciudad de Oaxaca marchan realizan una protesta por calles de la capital a bordo de sus unidades, para exigir mayor seguridad ante la ola de violencia.

Sin embargo, varios de ellos han sido denunciados por cometer violencia incluso homofóbica, en contra de personas de la diversidad sexual, y en una semana acumularon tres casos.

Apenas ayer por la tarde, un grupo de personas de la comunidad lésbico gay marchó desde el barrio de Jalatlaco hacia la terminal de autobuses ADO, en contra de taxistas violentos.

El fin de semana, un taxista identificado como Francisco Ramírez, “Ferchi”, fue agredido por un taxista del sitio ADO por no traer cambio y pagar el servicio con un billete de a 500 pesos.

En la misma fecha, dos miembros de la comunidad homosexual fueron golpeados por taxistas y habitantes de la colonia La Cascada en la capital, porque el ruletero dijo que le habían robado y que eran delincuentes; al final resultó que no eran tal.

Los taxistas de la ciudad de Oaxaca por su parte, sin mencionar esos casos, realizan una caravana con rumbo al centro de la ciudad, para insistir en mayores condiciones de seguridad; el punto final fue la sede del ayuntamiento, donde demandan una reunión con el edil Oswaldo García Jarquín.