A lo largo de la historia la humanidad se ha enfrentado a muchas pandemias y muchas de ellas estuvieron a punto de eliminar a la raza humana por completo. Por ejemplo podemos citar: la peste negra, la gripe española, el sarampión, la viruela, dengue, ébola, fiebre hemorrágica, entre otras, mismas que han cobrado millones de víctimas, pero finalmente las enfermedades han sido controladas por la ciencia a través de vacunas.

Pero cuando se trata de distraer la atención, para esconder una crisis, un escándalo político o como una mera situación publicitaria, inventan un nuevo distractor. En China han revivido el caso del virus del coronavirus y este ha cobrado revuelo a nivel mundial y México no es la excepción. El problema ha sido oportuno para el gobierno del presidente López Obrador quien sumido en miles de problemas, resurge dicho virus, lo cual utiliza para lanzar una “cortina de humo” para distraer la atención en los conflictos sociales que el mismo ha provocado.

Por ejemplo, se encuentran los casos de la represión a los migrantes centroamericanos en su pretensión de llegar a Estados Unidos. Ellos no se quieren quedar en este país, sino alcanzar el sueño americano, lo cual se ve imposible, dado que (MALO) López Obrador le está haciendo el trabajo sucio a Trump y eso le ha valido al tabasqueño que se lleve los aplausos de su homologo del norte.

La represión a migrantes no representa “valores” de la 4T Para el expresidente de la Cámara de Diputados Porfirio Muñoz Ledo quien calificó como una “salvaje agresión” los métodos utilizados por los elementos de la Guardia Nacional en contra de los migrantes centroamericanos, es de señalar que el actuar de los militares sobrepasó los límites.

Los videos difundidos en redes sociales dio lugar a las declaraciones del legislador morenista quien citó que “el gobierno de México tiene la obligación de permitir el paso de los migrantes por el territorio nacional; así lo marca el artículo 11 de la Constitución y el Acuerdo Migratorio de Marrakech, del cual nuestro país fue activo promotor y que establece la migración ordenada, segura y regular”.

Lo ocurrido en Chiapas con los migrantes hondureños tiene una relación directa con Estados Unidos y la amenaza de aumentar los aranceles a México, detalló que el gobierno norteamericano siempre ha negociado con México para lo cual “nos piden violar nuestras leyes” y las autoridades han optado por el mal menor.

Nunca gozó de una excelente reputación creo yo. Desde que se creó la Policía Federal Preventiva en 1999 en el sexenio de Ernesto Zedillo (1994-2000) generó dudas su efectividad pues tomó como base principal a quienes integraban la Policía Federal de Caminos. La entonces PFP surgió para apoyar la seguridad en el país y a las corporaciones de los Estados ante la creciente ola delictiva. Al paso de los años –y de los políticos- la institución perdió el adjetivo de “Preventiva” para quedar solo como Policía Federal. Como PFP o PF a la Policía Federal se le involucró en escandalosos excesos pero también logró ganarse una reputación, primero, ante las demás corporaciones: ofrecía los mejores sueldos, equipamiento y prestaciones que se podían tener en el mercado laboral de las policías.

Así como la llegaron a involucrar en casos como la desaparición de estudiantes de Ayotzinapa o el desalojo de campesinos, a un comando de la Policía Federal se le atribuye la última detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán y de haber resistido varios de sus “cañonazos” de dinero. Desde el año pasado la Policía Federal fue sustituida por la Guardia Nacional. La PF se extinguió legalmente el 31 de diciembre de 2019. En la práctica la Guardia Nacional surgió el 26 de marzo de 2019 aunque su Ley es de mayo de ese año y su artículo 4 dice que es “una institución de seguridad pública, de carácter civil”… pero sus mandos y parte de tropa son de origen militar además de que usa bases militares como centros de comando y resguardo.

Desde el año pasado la GN ha destacado más por sus operativos contra migrantes en la frontera Norte y recientemente en la Sur donde la hemos visto en la más flagrante, grosera y vergonzosa violación a los derechos humanos. Su propia ley cita en el Artículo 6: “Son fines de la Guardia Nacional: I. Salvaguardar la vida, Integridad, Seguridad, bienes y Derechos de las personas –ojo, no dice solo de mexicanos-”.

Esta ley –paradójicamente – fue firmada y expedida por el mismo presidente que ahora falta a sus propias disposiciones al utilizar a la Guardia Nacional como un rabioso y cavernícola agente migratorio. Esto en apenas 10 meses la GN. No respeta ni a las criaturas de su régimen.

Jugadas de la Vida.

En México, el diagnóstico de la violencia es alarmante y patético. Si se ve desde la perspectiva de la muerte violenta de periodistas, el país ocupa junto con Siria el primer lugar a escala mundial, al menos en al año que recién concluyó (2019).

Twitter: @ldojuanmanuel