CANCHA

Diego Martínez / Enviado Estados Unidos, Miami (02 febrero 2020)

Los 49s de San Francisco y los Jefes de Kansas City llegan a darle un toque refrescante a la edición número 54 del Gran Juego. 

Por primera vez en largo tiempo, los invitados no son los de siempre. Hoy no serán protagonistas los Patriotas de Nueva Inglaterra, que han dominado la NFL en las últimas dos décadas.

El Súper Tazón LIV que se celebrará en el Hard Rock Stadium pone sobre el campo de juego a dos franquicias hambrientas de triunfo, luego de décadas sin una probadita de gloria.

Kansas regresa al Súper Domingo por primera vez en medio siglo, mientras que los 49s no ganan un campeonato desde hace 25 años.

“Son dos equipos que hace mucho que no ganan, por eso será un buen juego, los dos equipos tenemos grandes jugadores para darle a la gente un gran juego”, apuntó el receptor Emmanuel Sanders, de los 49s.

En el papel, el juego luce muy parejo, tanto que hasta las líneas de apuestas lo colocan como uno de los tres Súper Tazones más cerrados de la historia, donde los favoritos son los Jefes por apenas 1.5 puntos sobre los californianos.

“Son muchos años de que nuestros aficionados no han podido estar en un juego así, y por eso saldremos a dar todo, a buscar ese soñado campeonato”, dijo el quarterback Patrick Mahomes, el motor ofensivo de los Jefes y quien apenas cursa su tercera campaña en la Liga.

“Nadie puede cometer errores en este tipo de partidos, lo sabemos, y más cuando están dos equipos tan parejos frente a frente”, aseveró Jimmy Garoppolo, quarterback de los 49s.

Kansas City tiene una ofensiva que anota y anota puntos, de las mejores de la Liga, y el reto será encontrar la forma de penetrar a una defensa que ha mostrado solidez para ser considerada la élite de la NFL.

“Hemos seguido un plan y ha funcionado, ellos (Kansas City) tienen a un gran quarterback, y debemos detenerlo, dejarlo fuera”, dijo Kyle Shanahan, head coach de San Francisco, de quien se espera una estrategia ofensiva basada en sus corredores, tal y como lo ha hecho en los actuales Playoffs.

“Vamos a hacer nuestro mejor partido, la gente en Kansas se lo merece, y confiamos en nuestro equipo”, indicó Andy Reid, coach de los Jefes, cuyo deseo de campeonato es igual o más grande que el de la franquicia de Kansas City.

Si gana San Francisco

– Sería la sexta victoria de los 49s en Super Bowl, empatando a los Patriotas y Acereros con la mayor cantidad de títulos del Super Bowl por un franquicia. San Francisco también capturó los Super Bowls XVI, XIX, XXIII, XXIV y XXIX.

– El equipo se convertiría en apenas el segundo equipo en la historia de la NFL en ganar un Super Bowl tras haber finalizado la temporada anterior con cuatro victorias o menos, uniéndose a los Carneros de 1999.

– San Francisco ganaría el Super Bowl por primera vez en 25 años. En el mismo estadio de Miami, el 29 de enero de 1995, los 49s concluyeron la 75ª temporada de la NFL con un triunfo 49-26 sobre los Cargadores.

– El entrenador en jefe Kyle Shanahan y su padre, Mike Shanahan, se convertirían en el primer dúo de padre e hijo de entrenadores en jefe en ganar el Super Bowl. Mike ganó los Super Bowls XXXII y XXXIII como entrenador en jefe de los Broncos de Denver.

– San Francisco mejoraría a 6-1 en Super Bowls, y 3-0 en Super Bowls jugados en Miami (también ganó el XXIII tras la temporada ’88 y el XXIX tras la temporada ’94).

Si gana Kansas City

– Casi 50 años después de su última aparición en el Super Bowl (11 de enero de 1970, Super Bowl IV), los Jefes tendrían su primer campeonato en cinco décadas.

– En la temporada 60 de la franquicia, el Trofeo Lombardi retornaría a Kansas City por primera vez desde que la AFL se fusionó con la NFL antes de la campaña de 1970. Lamar Hunt, que fundó la franquicia en 1960 y falleció en 2006, ayudó a crear la AFL. También le pidió al entonces comisionado de la NFL, Pete Rozelle, denominar al partido como el Super Bowl.

– El entrenador en jefe Andy Reid ganaría su primer Super Bowl. Reid tendría 222 victorias en su carrera, incluyendo postemporada. Apenas cinco entrenadores en la historia de la Liga tienen más triunfos, incluyendo postemporada.

– El quarterback Patrick Mahomes se convertiría en segundo mariscal de campo más joven en la historia en ganar un Super Bowl (Ben Roethlisberger, Super Bowl XL).

@DMartinezCANCHA