Oaxaca.- Ante el panorama dramático que enfrenta la humanidad en este siglo XXI, cuando la ciencia ha avanzado tanto pero se presentan al mismo tiempo enfermedades como los grandes males, el reto de los seres humanos es asumir la propia responsabilidad en el cuidado de su salud.

Más del 90 por ciento de los padecimientos que presenta la humanidad, y no se diga en nuestro país y Oaxaca, es resultado del estilo de vida que llevamos cada uno de los habitantes, señaló la gurú de la Red Cultural para la Fraternidad Humana, doctora Lucía Cordero Ruiz, durante la entrega de documentos a 13 integrantes de la generación número 44 de terapeutas en la especialidad de Educación Integral para el Bienestar, formada en el Centro Internacional de Capacitación en Salud Holística (CICSH). 

¿De quién depende decidir el estilo de vida que necesitamos? De nosotros mismos, no de las farmacias ni de los hospitales y el reto que tenemos como humanidad es alcanzar que ésta sea sana, plena y feliz mediante una educación adecuada hacia la salud. El hecho de que ya no alcancen los presupuestos y hospitales ante la creciente demanda de servicios quiere decir que hay más enfermos en el mundo y en nuestro país y hay que ponerle remedio. Hay que orientar más acciones en el cuidado y prevención de enfermedades, en la adquisición de nuevos hábitos de vida. 

Tenemos ciertamente una humanidad enferma que está muriendo de diabetes, de enfermedades cardiovasculares y cáncer, mismas que pueden evitarse si nuestro estilo de vida es acorde con nuestra naturaleza. La salud va más allá de no enfermar; implica también respetar la vida en todas las expresiones y vivir en armonía con ellas, dijo Cordero Ruiz. 

El representante del ISSSTE, doctor Dagoberto Avendaño Zúñiga, manifestó que el objetivo de los egresados de la especialidad en Educación Integral para el Bienestar coincide con la visión del nuevo gobierno federal de cuidar y promover la salud entre los beneficiarios de la institución a través del diferentes medidas de prevención, es decir, brindar más y mejor atención al derechohabiente como persona y su entorno, volver a las acciones de primer nivel de atención y fortalecer las unidades regionales existentes en el estado de Oaxaca.

El funcionario se refirió a las actividades de capacitación que realiza el ISSSTE a nivel nacional en todo su personal, con el fin de elevar el nivel de los servicios que brinda a la población adscrita. Informó que la dirección general, a cargo de Luis Antonio Ramírez Pineda, autorizó los trabajos de remodelación de la clínica de primer nivel ubicada en el bulevar Eduardo Vasconcelos de la capital oaxaqueña, lo que se traducirá en la calidad de los servicios asistenciales.

Nancy Itandehui Cruz Bautista, jefa de la Unidad de Desarrollo Intercultural y Medicina Tradicional de los Servicios de Salud de Oaxaca, manifestó que en Oaxaca se ha avanzado en el reconocimiento de la medicina tradicional o complementaria, la cual ya está considerada en las leyes locales y federales. Por eso, de acuerdo con los lineamientos del Instituto Nacional para la Salud y el Bienestar (INSABI), todas las instituciones del sector del país trabajarán a partir de este año en el nuevo modelo de atención con una visión integral.

No se trata nada más de curar la enfermedad que sale muy caro, sino trabajar de la mano con el paciente, desde su entorno, motivándolo hacia el cambio de hábitos saludables, el autocuidado, haciéndose responsable de sí mismo y de su estado de salud, incluso hacer a un lado los egos profesionales para posibilitar la aplicación de los diferentes modelos de medicina que hay en el país por el bien de los mexicanos. Todas las ramas de la medicina tendremos que trabajar en equipo y, desde luego, adquirir nuevos estilos de vida requerirá de voluntad y mucho trabajo.

Por su parte, la regidora de Salud, Sanidad y Asistencia Social del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, María de los Ángeles Gómez Sandoval, expresó que se percibe miedo, ansiedad y angustia en la sociedad actual, por lo que urge retomar medidas que sí funcionan y se dejaron de practicar. Reconoció que el yoga y la meditación son fuentes de salud y bienestar.

La doctora Cordero Ruiz, fundadora del CICSH, expresó que este proyecto nació como una asociación civil en 1983 con la aportación y esfuerzo de profesionales de la salud en diferentes ramas y especialidades, llamadas ahora medicinas complementarias o alternativas. A lo largo de 37 años se ha dedicado a acercar herramientas naturales que ayuden a la población a recuperar la salud perdida y sobre todo a concientizar sobre las causas que le enferman.

Ha capacitado a cientos de personas como educadoras para la salud y el bienestar de diferentes partes del país, incluso de países como España, Guatemala y Honduras. Realizado los trámites ante la Coordinación General de Educación Media Superior, Superior, Ciencia y Tecnología del Estado, representada en el acto de entrega de documentos por la maestra Anel Castellanos Celaya, el CICSH cuenta con el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (REVOE).

La especialidad se imparte en tres cuatrimestres: se inicia con el enfoque cosmogónico que han aportado las medicinas tradicionales como la china, india y mexicana, donde el ser humano es un todo vinculado con el universo; luego se estudian las herramientas que la naturaleza aporta para sanar, como son los alimentos, las plantas y las flores, principalmente, recordando al gran Hipócrates de “que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento” y, finalmente, descubre el potencial sanador de las manos que con técnicas sencillas y particulares, son capaces de aliviar infinidad de malestares. Los terapeutas holísticos se actualizan y recuperan valores olvidados.

De acuerdo con las autoridades educativas es la única especialidad en su género que hay en el país y de las pocas en el mundo. El sábado 14 de febrero iniciará el nuevo curso en el sistema escolarizado y en línea.