EL EFONOMISTA

Oaxaca. El tren maya impulsa confianza. Grupo México Transportes (a través de Ferrosur y Ferromex) y Kansas City Southern de México (KCSM), anunciaron inversiones para el presente año de, por lo menos, 593.7 millones de dólares para mejoras de infraestructura y tecnología por la confianza que tienen en el desarrollo económico del país, impulsada por la reciente aprobación del T-MEC.

De los recursos, 78% corresponderán a Grupo México y se usarán para el mantenimiento, construcción y reconfiguración de patios, construcción de laderos e implementación de un sistema para un mejor manejo de las locomotoras, entre otras cosas.

“Estamos muy motivados con las inversiones que vamos a realizar y hay que decirlo, normalmente son superadas. Los hechos hablarán más que las palabras. Hay un compromiso mayor al del año pasado. Hay confianza y optimismo en el crecimiento de México y de la economía global”, comentó el presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles, José Zozaya.

Durante la reunión anual del sector Expo Rail, el líder de las empresas asociadas, que en este año podrían convertirse en cámara, con una mayor interlocución ante el gobierno federal, manifestó su interés por apoyar los dos proyectos ferroviarios del sexenio: Tren Maya y Corredor Transístmico, porque es momento de trabajar con unidad la iniciativa privada y la autoridad.

Sin embargo, también manifestó la necesidad de contar con el apoyo gubernamental en las iniciativas que les generen beneficio y, con ello, motivar aún más la inversión. Una de ellas es el tema de la devolución del beneficio del IEPS en el consumo del diésel, como ocurre en el sector del autotransporte.

Entre la audiencia estaba el subsecretario de Transporte, Carlos Morán, quien reiteró su compromiso de caminar juntos por el valor que tiene para incrementar la competitividad del país y hacer del transporte ferroviario una palanca de desarrollo vía un programa de gran visión que está en proceso de ser concluido. Una de las inversiones de KCSM ocurrirá en San Luis Potosí con la Terminal Centro de México que en el primer trimestre comenzará a operar la segunda fase.

Grupo México rueda

La directora de Relaciones gubernamentales de Grupo México, Lourdes Aranda, explicó que los 466.7 millones de dólares que invertirán se relacionan con la creciente necesidad de mejorar su infraestructura para que corra el ferrocarril de una manera más eficiente, segura y de acuerdo con las normativas de América del Norte, a donde está ligada.

De acuerdo con información del grupo, también se dará seguimiento a proyectos estratégicos que dan continuidad a importantes obras relacionadas con una mejor convivencia del ferrocarril con los entornos urbanos, entre los cuales destacan el libramiento en Celaya y el de Monterrey.

“Estamos convencidos de seguir apoyando al país. El T-MEC dará mayor certidumbre y confiamos que las cifras de carga se incrementarán. En las operaciones del año pasado ya vimos, por ejemplo, una mejora considerable en el tema de robos consumados y eso es un aliciente. La Guardia Nacional se incorporó para ayudar al ferrocarril y un buen cambio fue el incluir al ferrocarril como un delito grave”, agregó.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx