DETRÁS DE LA NOTICIA

A riesgo de escandalizar a las hipócritas buenas conciencias que se dan baños de pureza en el agua del sanitario y a los políticamente correctos del nacionalpopulismo lanzó mi cuarto a espadas nacionalconstitucionalista, en víspera de la aparición de casos de coronavirus en México y Oaxaca.

El embajador de México ante las Naciones Unidas, Juan Ramón de la Fuente Ramírez, consideró como inminente que el coronavirus sea pandemia y en algún momento va a llegar a México.

Tras una reunión de trabajo con las cinco comisiones de Relaciones Exteriores, De la Fuente detalló que el tema sanitario puede escalar y llegar a ser tratado en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Afortunadamente, por instrucciones de Sanidad Internacional en Cozumel y, a solicitud de la naviera Mediterranean Shipping Company, el crucero MCS Meraviglia canceló su atraque en la terminal de cruceros Punta Langosta, en Cozumel, programado para esta mañana.

El crucero salió hoy del puerto de Jamaica, en donde le impidieron atracar, ante la sospecha de que en su tripulación había alguna persona que presenta coronavirus, lo cual fue negado por la naviera, a través de un comunicado girado desde su sede en Ginebra.

La Comisión Nacional de Salud de China (NHC) informó que hasta el día de ayer se han registrado 80 mil 967 contagios con personas portadoras de la nueva cepa de coronavirus COVID-19, la cual ha causado 2 mil 763 muertes en todo el mundo.

El NHC confirmó el primer caso del virus en Suiza, Suecia, Croacia y Romania. La Organización Mundial de la Salud informó que se registró el segundo caso confirmado en África, en Argelia, y el gobierno de Brasil confirmó su primer caso de COVID-19, siendo el primero en América latina.

“En los ojos de la oscuridad”, una novela de terror escrita por Dean Koontz en 1981, ha acaparado la atención en los últimos días 40 años después de su publicación por sus similitudes con la crisis del coronavirus, creado en varios laboratorios militares por parte del Partido Comunista Chino.

La novela, publicada en España por Plaza&Janes en 1991, se sitúa «en torno al año 2020», el laboratorio está ubicado en la ciudad china Wuhan, el virus estaba diseñado para ser utilizado como armamento biológico en caso de guerra.

El libro señala que el virus se llama “Wuhan 400”, y fue creado por el científico chino Li Chen en un laboratorio de Wuhan como una poderosa arma biológica que no podía sobrevivir fuera del cuerpo más de un minuto.

Daniel Estulin, exespía y, ahora, periodista de investigación, dice cosas que resultan difíciles de creer, pero es extremadamente convincente al dar a conocer el libro La Verdadera Historia del Club Bilderberg (Planeta, 2005), en el que desvelaba los entresijos de este poderosísimo lobby global.

Según Estulin, los súper ricos tienen un plan muy bien estudiado para conservar sus privilegios: y pasa por 6 estrategias para reducir la población y conservar su estatus global acabando con el resto de la población. Ahí está el aborto y la eutanasia, sobre todo, ejemplificamos, en los países subdesarrollados como México, a través de crisis humanitarias por falta de medicamentos:

1. Desindustrializar el mundo para crear pobreza extrema 2. Acabar con los estados-nación 3. Controlarnos a través de la tecnología 4. Apostar por la guerra cultural 5. Preparar la colonización del espacio 6. Allanar el camino para la llegada de la transhumanidad.

Oscar Pistorius, el atleta con dos piernas biónicas, fue, según Estulin, el primer transhumano. “Le estrenaron en los Juegos Olímpicos de Londres y le vieron 2.000 millones de personas. No es casualidad”. En su opinión, es sólo un anuncio de lo que está por llegar: “Una pareja normal será un tipo con ojo de cyborg, una mano de Terminator y una tipa con piernas como las de Pistorius.

Estallada la Tercera Guerra Mundial en Medio Oriente y Europa Oriental con prefabricados conflictos étnico-religiosos entre judíos y árabes, cristianos y católicos y musulmanes, su nueva faceta es el bioterrorismo entre Estados Unidos y China y muy pronto Rusia.

Y que no se descalifiquen mis dichos y se me acuse de alarmista o amarillista por airear la autoría de un complot conspirativo mundial que persigue la obtención del poder y el control absoluto en todos los ámbitos de la vida por parte de sociedades secretas, para desechar las «teorías de la conspiración», ridiculizándolas y desprestigiándolas.

El objetivo primordial es imponer un Nuevo Orden Mundial Novus Ordo Seclorum como bien señaló el banquero James P. Warburg: «Guste o no, tendremos un Gobierno Mundial. La única cuestión es si será por concesión o por imposición». Cristina Martín Jiménez El Club Bildelberg: Los Amos del Mundo.

La Banca Rothschild, Rockefeller y Henry Kissinger han formado desde el principio parte del núcleo duro del Club Bildelberg; tres piezas clave en el transcurso de la Historia, a los que algunos han bautizado como «los sumos sacerdotes del capitalismo».

David Rockefeller, fundador además de la Comisión Trilateral, emitió la definición más fiel del propósito oculto de Bildelberg: «Algo debe reemplazar a los gobiernos y el poder privado me parece la entidad adecuada para hacerlo» (Publicada el 1 de febrero de 1999 en Newsweek International).

Los integrantes del Club son empresarios multimillonarios, influyentes hombres de negocios, de la política, de la banca, del mundo editorial y militar, que no tienen en cuenta a la opinión pública para la aprobación de su Nuevo Orden Mundial.

No nos olvidemos de los barones de la prensa global porque gracias a ellos el Club Bilderberg ha conseguido avances substanciales, a partir de la creación de la Unión Europea con un solo gobierno, una sola moneda, un solo territorio, a pesar de la salida del Reino Unido de la Unión Europea por el Brexit:

Donald Graham, presidentede The Washington Post; Juan Luis Cebrián, consejero delegado del Grupo Prisa; Martin H. Wolf, de Financial Times; William P. Bundy, ex periodista de Foreign Affairs; el National Post Newspaper, Adrien W. Wooldridge de The Economist.

Los directivos de The New York Times, The Wall Street Journal, ABC News, Die Zeit, Le Nouvel Observateur, Le Fígaro, La Republica, el diario turco Hürriyet; Paul Lendvai, director de Radio Internacional Australiana; Will Hutton, columnista de The Observer; Thomas L. Friedman, de Foreign Affairs y columnista de New York Times; Gianni Riotta de La Stampa; CBS News; Ugo Stille de Corriere della Sera.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila