Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. Mientras la presidenta municipal de Asunción Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, acarreó a trabajadores del ayuntamiento y pobladores para marchar en la ciudad de Oaxaca y exigir la presencia de la Guardia Nacional, su gente quemó una patrulla y vandalizó otra en ese municipio.

Después del mediodía de este jueves se reportó que personas afines a la presidenta municipal y supuestos integrantes del Comité de Víctimas retuvieron una policía de lo que fue la Policía Federal, hoy Guardia Nacional, para exigir que no se presente en la comunidad.

Tras reclamar a los uniformados, pintarrajearon la patrulla y después permitieron que se retirara. Más delante de la supercarretera, cerca de la caseta de cobro de Coixtlahuaca, fue quemada una unidad de motor.

En tanto en la capital, con pancartas y mantas, empleados del ayuntamiento traídos con los gastos pagados en varias camionetas, marcharon del parque El Llano de la capital hacia el zócalo, para exigir que haya vigilancia de la Guardia Nacional.

El argumento fue que había inseguridad en la zona y se requería a esa corporación; no obstante, evadió informar qué hace y cómo está conformada su policía municipal, primera responsable de brindar seguridad a los habitantes de Nochixtlán.