Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.  La falta de precaución y el exceso de velocidad, entre otros factores como los fuertes vientos, han provocado en lo que va de este año la volcadura de 11 tractocamiones en la región del Istmo de Tehuantepec.

Pero además, 11 volcaduras de pipas de Pemex, conocidas ahora como las “Pejepipas”, en el tramo Oaxaca-Istmo de la carretera federal 190.

En el primer caso, debido a los fuertes vientos, que alcanzan rachas de hasta 130 kilómetros por hora, se han volcado 11 unidades de motor pesadas, en el tramo La Ventosa-La Venta, Juchitán de Zaragoza, tanto en la carretera Panamericana como en la supercarretera Salina Cruz-La Ventosa.

El último caso ocurrió este sábado por la mañana en el último tramo citado, sin que se reportaran víctimas.

Por otra parte, con respecto a las pipas de Pemex, son 11 casos, según las autoridades de esa empresa, que han sucedido en el tramo Oaxaca-Istmo, en su mayoría en inmediaciones de Yautepec.

Atribuyen los percances a la falta de pericia de los conductores, contratados por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para el traslado de combustibles de la refinería de Salina Cruz hacia los Valles Centrales, a fin de abatir el huachicoleo.

En esta semana que terminó, fueron al menos dos casos que ocurrieron, sin que tampoco se registraran personas lesionadas o fallecidas.