REVISTA R


Iris Velázquez

Cd. de México (08 marzo 2020).- Hace más de cuatro décadas las mujeres realizaron un paro nacional en Islandia en demanda de igualdad, ahora, este 2020, en México la iniciativa es retomada en un marco de feminicidios y violencia de género.

“Un día sin mujeres” es la convocatoria impulsada por colectivos feministas en la que se llama a que el lunes 9 de marzo, las niñas no vayan a la escuela, y las mujeres no salgan a las calles, no asistan al trabajo y no realicen compras para resaltar su importancia en la sociedad con la esperanza de que a lo largo del País se reflexione en su cuidado.

A decir de Arussi Unda, vocera de “Brujas del Mar”, colectivo de Veracruz que realizó el gráfico de la convocatoria que se ha viralizado en redes sociales, comentó en entrevista que existe la esperanza de que este sea un paso fuerte hacia la protección a las mujeres.

“Lo que esperamos para empezar es que se empiece a hacer una revolución de despertar de conciencia colectiva, que nos tomemos un momento para poder identificar las violencias que hay dentro de nuestros espacios privados y públicos y cómo nosotros mismos aportamos a esta cadena de violencias, que termina siendo una crisis de feminicidios”, dice.

“Hay muchísimo trabajo por hacer en el tema social y también al realizar este trabajo colectivo y social, empezar a reproducirlo en todas las instituciones, en todos los espacios y las exigencias que se le tienen que hacer a las autoridades.

“Lo que sí es importante es recordar que a final de cuentas se quiere mandar un mensaje de qué tan importante somos las mujeres dentro de esta sociedad en este paro laboral y económico, tratando de no hacer gastos ese día, y ver qué sucede si ocurre este día sin nosotras”, agrega.

Unda recuerda que la convocatoria fue lanzada en redes sociales el 18 de febrero y celebró que en poco tiempo logró sumar a mujeres de toda la República Mexicana, a instituciones de Gobierno en sus tres niveles, a partidos políticos, organismos, figuras públicas, instituciones de educación e incluso colocar el tema en boca del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Precisa que la iniciativa fue acordada en conjunto con otros colectivos y organizaciones feministas del País, activistas a favor de los derechos humanos de la mujer y familiares de víctimas.

“Ya se ha dado en distintos lugares del mundo, por ejemplo, en Islandia en 1975, cuando se hizo el primer paro de mujeres tuvo cambios bastante interesantes en esa sociedad”, señala al referir que incluso después de esto llegó una mujer a la Presidencia.

“Entonces, leyendo un poquito de la historia y viendo cómo funciona el tema del paro laboral, fue que dijimos, bueno, pues vamos a aventarlo aquí, y a ver qué pasa ¿no?

“La verdad es que nunca esperamos este tipo de respuesta, ¡nadie! y fue muy positiva, entonces, bueno, dentro de lo polémica que ha sido, ha sido dentro de todo positiva y una gran victoria ha sido que todos estemos hablando del tema de la violencia contra la mujer. Estamos en un momento que no se había hecho tanto ruido sobre el tema y queramos o no, bien o mal, eso fue parte de lo que aportó que así fuera”, añade.

La vocera del colectivo que creó el flyer de la convocatoria resalta la presencia de las manos de mujeres “en alto y extendidas para marcar un alto”.

Arussi Unda, vocera de “Brujas del Mar” explica que la iniciativa que replica la frase “¡El nueve ninguna se mueve!” contempla los diferentes colores de piel encontradas en territorio mexicano, con un fondo morado, color emblemático de la lucha feminista.

Las manos, prosigue, tienen el símbolo de Venus, relacionado con la mujer.

“Y están las manos como haciendo un alto, haciendo un paro, un ¡Ya basta!”.

Rechazan contubernios

Activistas rechazan los señalamientos realizados por el Presidente López Obrador con los que acusó que grupos de derecha estaban detrás de movimientos feministas.

Unda, vocera de “Brujas del Mar”, califica esta idea como ilógica, al señalar que los intereses no son compatibles, sino, dice, antagónicos.

“Para empezar porque la derecha y el feminismo siempre han estado contrapuestos. Por ejemplo: en el tema de la legalización del aborto, que es un tema bastante importante dentro de la lucha feminista en el País, la derecha siempre ha estado contrapuesta”, señala.

“Entonces sí es como un poco ilógico que ahora resulte que servimos a un interés de alguien que nunca ha servido a nuestros intereses”.

Subraya que no existen intereses fuera de la lucha para que termine la violencia de género y se logre protección a las mujeres. Niega que se pretenda realizar algún tipo de golpeteo político o beneficiar a algún partido o grupo político.

“Incluso en varias ocasiones hemos hablado que esto ni siquiera se trata de una movilización que tenga que ver con el Gobierno, sino más bien con este sistema patriarcal que nos tiene en esta situación y que se reproduce en todos los espacios públicos y privados”, refiere.

“Por lo menos, el tema (de violencia de género) ya está sobre la mesa, ya las mañaneras están tratando de esto. Incluso el Presidente estaba diciendo que iba a crear una estrategia o una campaña para erradicar el machismo.

“Sí se mandó el mensaje y poquito a poquito está empezando a ser procesado y aceptado, entonces yo creo que eso es lo que importa, el estar pendientes de cómo van a actuar todos. Yo creo que no es nada más al Presidente. Tenemos mucha chamba por hacer y tenemos que dejar nuestras diferencias a lado, porque esto nos corresponde a todos y a todas, empezando a trabajar para erradicarlo”, expone.

En tanto, Ana Elena Contreras, vocera del colectivo “Las del Aquelarre”, solicita al Presidente sumar esfuerzos y no descalificaciones.

“Creo que hay una falta de sensibilidad y un desconocimiento de la causa feminista de qué es lo que nos mueve al salir a tomar las calles y lo que nos mueve en el fondo es la violencia feminicida y la violencia de género que nos atraviesa todos los días”, opina.

“Creo que son unas declaraciones desafortunadas del Presidente, que sería muy importante revisar quién es el que le aconseja en materia de género, porque necesita entender y comprender al movimiento para poder dar una opinión. Yo sé que tiene buena voluntad, pero le hace falta más porque estas declaraciones son totalmente desafortunadas”.