Claudia Martínez/Voces Ciudadanas

Claudia Martínez/ Voces Ciudadanas.-Santa Cruz Colchagua, Chile, 8 de marzo 2020 .- Aquí en la región del Libertador General Bernardo O”Higgins y el país de Pablo Neruda, la ciudad de Santa Cruz Colchagua, provincia del Sur de Chile, abrió sus puertas a “Oaxaca para el mundo”, una delegación oaxaqueña, que demostró a casi 7 mil kilómetros de distancia de México, que no hay barreras ni fronteras, para llevar una muestra de su riqueza artesanal, gastronómica y artística a la fiesta más importantes de esta ciudad sudamericana, “La Vendimia 2020”.

Café, cacao, mezcal, artesanías, diseño, música y sobre todo el orgullo de su origen e identidad, estuvieron presentes del 5 al 8 de marzo en el Pabellón Cultural Oaxaca-México, el cual sorprendió a los más de 150 mil visitantes a este festival vitinícola.

La inauguración estuvo a cargo del embajador de México en Chile, Francisco Javier Olavarría, quien reconoció el esfuerzo y la importancia de dar continuidad a este intercambio cultural en otras regiones de Chile. Así como el fortalecimiento de nuevas rutas de comercialización de los productos , el arte y la cultura oaxaqueña.

Olores y sabores de su café, su cacao y mezcal; el colorido de sus telares y diseños que hablan entre hilos de la historia de sus artesanas conjugados con las formas de las piezas de barro negro y la palma tejida en bolsas y figuras de sus alebrijes, enmarcados con líneas de papel picado, acompañados por sones, boleros y chilenas, hicieron eco en el corazón de los chilenos.

Esfuerzo que fue recibido con aplausos, música , canto, baile, alegría y asombro, muestra de la hermandad de dos pueblos, distantes geográficamente pero con similitudes y esperanzas en un futuro.

 Oaxaca para el Mundo, “Es un ejemplo que debe continuar y crecer”, reconoció el representante consular, quien saludo de mano a todos los participantes, cuyo esfuerzo fue coordinado por la presidenta de la Asociación Civil de Apoyo Comunitario de Oaxaca, ACO, Verónica Quevedo Arango y el ex presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Javier Villacaña Jiménez.

Sumar esfuerzos de la Sociedad Civil e intercambiar experiencias, fue también la oferta de la Fundación Cardoen, en voz de su presidente, Don Carlos Remigio Cardoen, empresario chileno que ha desarrollado inversiones en los rubros metalúrgicos, químico, agroindustriales, turísticos y culturales de ese país.

 “ Es la cultura y el orgullo de sus gentes, lo que nosotros admiramos de México y hoy de Oaxaca”, afirmó el también fundador de cuatro museos.

Así autoridades chilenas representadas por el anfitrión de Oaxaca para el mundo, el alcalde de Santa Cruz Colchagua, William Arévalo; La Fundación Cardoene, el embajador mexicano y el pueblo chileno, convivieron con los integrantes de esta delegación cultural, integrada por las diseñadoras Fabiola Calvo, Delfina Prieto y Roció García, quienes presentaron tres desfiles en el escenario de esta Vendimia portados por jóvenes chilenas al son de las interpretaciones del Trio Imágenes de Oaxaca.

Degustaron del café del productor , Francisco Zavaleta, el chocolate de Oaxacacao, el Mole zaachileño y la variedad del Mezcal Embajador de Mijail Zarate Amador.

La muestra de cine y música mexicana, así como máscaras de luchadores famosos, con la guía de Guisela Katz de Karminski.

La belleza de la Sixtina Oaxaqueña , el Templo de Santo Domingo plasmado en un calendario, fue parte también de la promoción realizada.

Conocieron de las artesanías de las regiones, los Alebrijes de Florencio Melchor, el arte de Barro Negro y la obra de artistas plásticos oaxaqueños, todo ello enmarcado con el orgullo oaxaqueño ondeando con hileras de papel picado.

Como también del trabajo que realizan jóvenes estudiantes del Colegio Superior para la Educación Integral Intercultural Indígena de Oaxaca (CSEIIO).

Augurando nuevos encuentros entre dos países separados por la distancia geográfica pero llenos de similitudes, trabajo, esfuerzo y hermandad.

Así como los vientos cruzados de los Alpes Chilenos y de sus mares dan cobijo a la “vid” de sus grandes viñedos, Sembrada quedo la unidad, el trabajo y el esfuerzo de la semilla de “Oaxaca para el Mundo” en tierra Chilena.