Oaxaca.- Algunos diputados del Congreso local, acicateados por los vecinos de la zona de La Cascada que ven inminentes riesgos de inundaciones en la próxima temporada de lluvias, se comprometieron a investigar el tenebroso tema de la presa “Rompepicos” que contiene las aguas broncas del Río San Felipe.

       Muy sospechoso que, a pesar de las múltiples denuncias, diferentes dependencias de gobierno y autoridades judiciales, siguen dando largas al litigio que mantienen algunos particulares que, protegidos por el influyente político Eviel Pérez Magaña, se quieren apropiar del predio donde está esa presa.

       En este espacio, he dado cuenta del tenebroso pleito judicial. El 5 de septiembre del 2016, lance la primera voz de alerta.

       Un lector, abogado, daba detalles del tráfico de influencia del ex senador y ex titular de la SEDESOL en el gobierno de Peña Nieto, en su intento por privatizar los terrenos de dicho embalse sobre el río mencionado.

Cuando los medios empezaron a ventilar el tema, se supo del cese fulminante de Rubén Ríos Ángeles como gerente regional de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Este burócrata sabe mucho sobre el enjuague, pero se niega a dar informes.

        El abogado Jesús Matías Hernández fue el primero en alertar sobre el tráfico de influencias. En la primera quincena de agosto del 2016, este jurista interpuso el amparo 1230/2016 ante el juez quinto de distrito en contra de la Comisión Nacional del Agua, cuyo representante en Oaxaca, puede tener responsabilidad por la enajenación de una obra federal en el lecho de aguas nacionales como es el Río de San Felipe. A raíz de este procedimiento, Rubén Ríos fue cesado, pero no le fincaron ninguna responsabilidad penal.

        Los funcionarios de la Conagua “no hicieron nada” por defender la presa Rompepicos en San Felipe del Agua. De repente apareció una persona que se dice dueña del predio de ese embalse. Exhibió documentos avalados por el notario 105 Eduardo García Corpus quien dio por buena una escritura a favor de Julio Cesar Espinoza supuesto propietario del terreno y la presa que debe ser propiedad de la federación.

        Aquí se ve -dice el abogado- un clásico tráfico de influencia y detrás de tal apropiación, dice, está el senador Eviel Pérez.

        El área que pretenden despojar es de 12 mil metros cuadrados. En septiembre del 2006 la entonces diputada Lesly Jiménez, denunció que Eviel Pérez esta involucrado en el intento de confiscación.

       El tráfico de influencia es evidente. El amparo 1230/2016 que se ventila en el juzgado quinto de distrito va con mucha lentitud. Lo sospechoso es que otro juez, el primero de distrito, amparó al presunto propietario de la presa Rompepicos. Alega que es dueño del lote 47 y le concedieron amparo. Lo raro es que, en el amparo de los quejosos, el otro juez federal ya aceptó que la presa Rompepicos si existe y ha ordenado a CONAGUA que reconstruya tal embalse y haga las obras necesarias para que el rio no inunde casas contiguas.

        Me dicen que hay suspicacias porque el juez José Luis Evaristo Villegas, “primero dice una cosa y al rato dice otra”. “No existe congruencia en la escritura del propietario que data apenas del año 2012 y el decreto que menciona que el río San Felipe-Jalatlaco es zona federal, data de 1924”.

“El supuesto dueño argumenta que no existe un estudio técnico de que esa presa existía…pero hay más de 10 tesis profesionales en la UNAM sobre ingeniería civil que estudian la presa Rompepicos”.

        En mayo del 2017 sobre el mismo tema escribí que abogados ambientalistas buscan castigo para Eviel Pérez.

        Un grupo de vecinos de San Felipe del Agua, encabezados por el ambientalista Nazario García Ramírez, denunciaron el intento de despojo que “particulares y políticos de altos vuelos” quieren hacer con la citada presa. Afirman que es un bien público, propiedad de la Nación, pero a través de la corrupción y confabulaciones en la Comisión Nacional del Agua, intentan su privatización. Recuerdan que el intento de la apropiación ilegítima del predio se inició desde que Conagua otorga en comodato a la Liga Monte Alban el vaso de la presa para una cancha de Béisbol por 20 años. Después de que se termina este comodato y cuando los vecinos quieren rehabilitar la Presa, aparece en escena un supuesto dueño de apellido Adame. “Sabemos que este sujeto es prestanombre de Eviel Pérez Magaña. Manifestamos al Gobierno que las lluvias están cerca y se pronostica que serán torrenciales por lo que el Gobierno debe rehabilitar dicha presa para evitar daños, no permitir su privatización”. Así declararon los quejosos.

       Veremos ahora que resulta de la decisión de algunos diputados de aclarar tema tan tenebroso.

Estimado Felipe Sánchez;

Medios de comunicación.

El 12 de febrero del año en curso se publicó la nota titulada “Eviel en la mira”, firmada por usted y difundida en diversos medios de comunicación, al respecto tengo a bien hacerle llegar las siguientes aclaraciones:

Desde hace muchos años he manifestado mi absoluto respeto al trabajo veraz y objetivo que realizan comunicadores y medios de comunicación y a su importante función informativa en la sociedad; han llamado mi atención desde hace algún tiempo diversas notas periodísticas que dan cuenta de mi supuesta intervención en un conflicto suscitado en un paraje denominado “Presa Rompepicos”, al respecto debo aclarar que no tengo conocimiento del mismo más allá del que se ha ventilado a través de sus publicaciones, no conozco la situación legal presente o pasada del mismo y no tengo relación personal ni de ningún tipo con las personas citadas en dicho trabajo periodístico, me causan extrañeza las constantes alusiones a mi persona, razón por la cual me he permitido contestar por este medio ya que en ese caso al igual que en muchos otros en los que de igual forma se me ha mencionado a últimas fechas las alusiones han sido incorrectas, irrelevantes o descontextualizadas.

No omito mencionar que como ciudadano y como funcionario público he procurado siempre cumplir cabalmente con las obligaciones contenidas en la legislación vigente, atendiendo en todo momento las diferentes disposiciones en materia de transparencia, rendición de cuentas, legalidad, ética, integridad pública y prevención de conflictos de interés por lo que en el caso que se aborda en la publicación de referencia, así como en cualquier otro, quienes sientan agraviados sus derechos, deben acudir ante las instancias de procuración de justicia para garantizar el cumplimiento del marco legal y el respeto pleno a sus derechos.

De nueva cuenta reitero mi respeto a la labor periodística que se ejerce con profesionalismo y veracidad, en lo particular reconozco su trayectoria la cual se ha caracterizado por el rigor periodístico que durante muchos años ha sido una constante en sus publicaciones.

Por lo anteriormente expuesto y en uso del derecho de réplica, solicito sea publicada la presente aclaración en los medios digitales o impresos en los que haya sido reproducida la nota original.

Atentamente



Eviel Pérez Magaña