Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. En los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) fueron detectados varios trabajadores de confianza que cobran altos bonos y que son cercanos al ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz, quien autorizó los pagos.

Muchos de esos empleados de confianza, ni siquiera acuden a trabajar y otros prácticamente no hacen nada y sólo cubren su horario de oficina, revelaron.

Tras la detección, autoridades de la dependencia determinaron cancelar dichos apoyos extraordinarios, por lo que se prevé que puedan iniciar una campaña de linchamiento los afectados, al perder sus privilegios.

El recurso era tomado y repartido entre los privilegiados por medio de una supuesta compensación, que era alimentada por dinero de la retención de pagos que quedaron suspendidos a la Federación por años, desviando recursos millonarios.

Señalaron que la afectación a los recursos de salud se especula rebasa los 10 mil millones de pesos, fueron detectados a la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador y la restructuración de la Secretaría de Salud.

Para revertir los anterior, diversas dependencias federales intervienen para pretender poner orden. En ese sentido, funcionarios de Gobierno del Estado e integrantes de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de salud analizan el caso para tomar otras medidas.