Oaxaca de Juárez, Oaxaca, a 15 de marzo de 2020.- Ante la contingencia sanitaria declarada a nivel global por la proliferación de casos de coronavirus COVID-19, y de la que México y Oaxaca no están exentos, el Presidente Municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, recalcó que el Gobierno que preside tomará todas las decisiones y medidas necesarias para evitar riesgos para la población y atender la situación.

“Respaldamos las acciones de prevención que emprenden los gobiernos federal y estatal, sin embargo, si es necesario tomar medidas adicionales, las tomaremos; porque es nuestra responsabilidad salvaguardar la salud de todas y todos los capitalinos”, mencionó en el Palacio Municipal al emitir un mensaje a la población de Oaxaca de Juárez.

Oswaldo García Jarquín mencionó que como parte de estas medidas ya emprendidas se encuentra la integración de la Unidad Municipal para la Prevención y Atención del COVID-19, cuyo objetivo es dar seguimiento, así como vigilar y generar acciones de prevención que permitan hacer frente de una manera adecuada al nuevo coronavirus.

Asimismo, la administración municipal mantendrá comunicación con personas de probada experiencia técnica y especialización en materia de salud pública y fenómenos epidemiológicos para respaldar las acciones gubernamentales.

“El responsable directo de esta unidad será el Presidente Municipal, yo personalmente estaré vigilando y tomando las decisiones más importantes para prevenir y atender la propagación de este virus, de esta pandemia”, puntualizó.

Oswaldo García Jarquín recordó que el pasado 13 de marzo, el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, atendiendo las recomendaciones de la Secretaría de Salud federal y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el coronavirus (COVID-19), determinó cancelar, hasta nuevo aviso, todos los eventos públicos gubernamentales, al tiempo que exhortó a la ciudadanía a suspender las diversiones y espectáculos públicos en tanto haya sido superada la contingencia sanitaria que experimentamos.

Además, enfatizó que el Gobierno Municipal no autorizará ningún tipo de evento y/o espectáculo público, en espacios cerrados o abiertos, hasta nuevo aviso y que las sesiones de Cabildo del Ayuntamiento se efectuarán sin acceso al público.