Oaxaca.- Las negociaciones para la renovación del contrato colectivo de trabajo del Sindicato de burócratas del gobierno del estado, han empezado. Como siempre, los grupos de poder tratan de sacar tajada con dos acciones. 

       Los oponentes quieren poner contra la pared al Secretario de Administración Germán Espinoza con su intento de revisar el fondo de pensiones, un tema muy delicado por las finanzas disminuidas.

       Por otro lado, está otro grupo que quiere obtener beneficios económicos con la concesión de plazas, ascensos, basificaciones, etc, para aprobar todo.

       Los disidentes abrieron fuego. Su primera acción fue exhibir la debilidad del dirigente formal, Ignacio Cruz Villavicencio a quien consideran títere de Juan Cruz Rosas. A eso se debió la movilización se trabajadores la semana pasada. En las redes sociales exhibieron las debilidades de Ignacio. Dicen:

        Aunque se dicen paladines de la rendición de cuentas y de la transparencia sindical, el comité que encabeza Cruz Villavicencio llega muy cuestionado a la revisión salarial. De todos es sabido que la transparencia y rendición de cuentas no se les da. No hay claridad en el manejo de las cuotas sindicales, el otorgamiento de bases, niveles, etc. Nadie sabe el monto real de los millones de pesos que reciben para la compra de ropa y equipo de trabajo.

         Cuestionados por la base llegan muy débiles a la revisión laboral. “Ya sabemos lo que van a firmar. Germán Espinoza ya tocó el tema de la descapitalización de pensiones y ya acordó con Rosas “la firma de un convenio a modo, como la auditoría convenida y, posiblemente, hasta una Reforma a la Ley de Pensiones”.

        Si realmente quieren pasar a la historia como dirigentes honestos, deberían proponer también auditoría al sindicato para saber cómo manejan los millonarios recursos de las cuotas. Que no sea solo en la Secretaría de Finanzas del sindicato, hay que auscultar todas las carteras, revisar otorgamiento de bases, niveles, adquisiciones de vestuario y equipo de trabajo, de regalos, eventos.

Aunque el gobierno paga todo, los que escogen a los proveedores son los dirigentes, previa “mochada”.

VIEJOS VICIOS

Seguidores de los actuales dirigentes dicen que si hay auditoría debe ser para todos los que han pasado porque hay huellas de corrupción. Por ejemplo, Joel castillo para no dejar huella de lo que se llevó, no entregó los libros de las cuentas que dejó Adán López Cruz. Cada secretario mensualmente manejaba un fondo revolvente de 30 mil pesos para gastos a comprobar.

Piden también que revisen el fondo de protección mutua. Este fondo es del pago de seguros de vida que tienen los trabajadores de base. Hay rumores de que Lorena Azcona y el director de recursos humanos en turno, sacaron dinero de ese fondo

BATIDA

       Después de que altos mandos policiacos y de la Guardia Nacional se reunieron en Tuxtepec con los gobernadores de Veracruz y Oaxaca el pasado 12 de febrero, los resultados saltan a la vista.

       Con el acuerdo para que fuerzas del orden de ambos estados en coordinación con la Guardia Nacional (GN), patrullen en ambas entidades, sin límite de fronteras, los índices de criminalidad han disminuido. Mis fuentes aseguran que estaba tan infiltrada la delincuencia organizada en los cuerpos policiacos en esa región que los mandos de la Guardia Nacional decidieron excluir a los agentes de la AEI en los operativos por aquello de la fuga de información.

       Esto obligó a que, días después, el Fiscal General Rubén Vasconcelos Méndez removiera al vice fiscal, al comandante y a los agentes de la AEI comisionados en la zona de Tuxtepec.

       A la captura, en Chiapas, por parte de la Policía Preventiva estatal, de uno de los capos más sanguinarios, siguió el abatimiento de “El Quemado” señalado como el principal sospechoso de la muerte del expresidente municipal de San Miguel Soyaltepec, a cuyo sepelio, por cierto, asistieron muy apesadumbrados algunos políticos del PRI como los diputados Gustavo Díaz y Alejandro Avilés.

         “El Quemado” fue abatido en Playa Vicente, Veracruz por agentes de la Fuerza Civil de aquel estado al hacerles frente cuando iban a detenerlo. Era considerado líder de plaza de un grupo delincuencial en la Cuenca del Papaloapan. La muerte del “El Pelón” o “El Quemado”, ocurrió el último día del mes pasado durante un operativo en Playa Vicente y alrededores, llegando incluso a la zona limítrofe en donde la policía de esa entidad, también montó un dispositivo de colaboración con las fuerzas de Oaxaca. Este fue el primer resultado exitoso del trabajo entre policías de ambas entidades con la coordinación de la GN.

REIVINDICADOS

       Otra notoria tarea como resultado de la nueva operación para bajar los índices de criminalidad en esa región, fue una especie de reivindicación para los policías preventivos que se alojaban -literalmente- debajo de los árboles en un predio que les prestaba la Papelera Tuxtepec. Al conocer situación tan precaria, el Secretario de Seguridad Raúl Ernesto Salcedo, dispuso la renta de una casa para acondicionarla como dormitorio. Días después, el Ayuntamiento de Tuxtepec donó un predio donde se ha iniciado la construcción de un cuartel para que los uniformados se alojen. Es lo menos que merecen para levantarles el ánimo a los gendarmes que a cada momento exponen su vida en la lucha contra la delincuencia.