OAXACA. Caos y paranoia se han vivido durante las últimas horas en el municipio de la Ciénega, Zimatlán, debido a que la ciudadanía de aquel asentamiento acusó que uno de los dos pacientes confirmados con coronavirus en Oaxaca es oriundo de esa población de los Valles Centrales y que no ha respetado el aislamiento que la ha sido indicado por los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

Según los señalamientos de algunos pobladores, la persona afectada por Covid 19 no ha acatado las órdenes de permanecer en casa al menos durante 14 días con el objetivo de que logre recuperarse de la enfermedad y evitar contagiar a otros pobladores, sino que, al contrario, este sector de la población afirmó que el hombre ha continuado con sus labores cotidianas y ha sido visto en reiteradas ocasiones en la vía pública, mismo caso que una familiar directa.

Esta situación ha provocado alerta entre la población, pues sostuvieron que ello los ha puesto en riesgo de contraer la enfermedad.

Consultados al respecto, funcionarios de los Servicios de Salud aceptaron que uno de los dos casos confirmados de Covid 19 en Oaxaca se trata de una persona oriunda y vecina de la Ciénega, Zimatlán, un hombre de 62 años; sin embargo, los servidores públicos afirmaron que la persona que ha sido señalada por la población como la portadora no se trata del paciente, sino de un familiar de éste que no cuenta con medidas restrictivas por lo que pueden salir y realizar sus actividades cotidianas.

Los funcionarios, que pidieron anonimato al no estar autorizados para hablar, admitieron que los rumores desatados provocaron la paranoia de la población, que durante las últimas horas alertó del caso tanto a las autoridades sanitarias como a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Ante ello, reiteraron, que según los datos de la dependencia, la persona contagiada ha permanecido en su domicilio y hasta ayer, su estado de salud era reportado como estable, aunque debe permanecer 14 días aislada hasta que sea sometida a nuevos exámenes para rescatar riesgos de contagios.

Asimismo, este martes circuló en redes sociales un oficio firmado por la alcaldesa de la Ciénega Zimatlán, Concepción Hernández Castillo, fechado el 16 de marzo, donde le pide al director de la escuela primaria “Gustavo B Mendoza”, con sede en esa población, Adolfo Beltrán Hernández, suspender clases a partir de ese mismo día, como medida preventiva a fin de evitar la transmisión comunitaria del COVID 19 o coronavirus.

El segundo caso de la enfermedad que ha sido confirmado por las autoridades sanitarias del país se encuentra en la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca.