EXCELSIOR

Oaxaca.- Estoy encerrada con mi hijo Benito, que todavía le decían que fuera hoy y pasado, pero yo tomé la decisión de que no fuera porque todavía no sé si yo lo cargaba (el coronavirus) porque estuve en varios aeropuertos por allá.

Ya mismo voy a checarme. Me he sentido bien, pero sí se me resecó la garganta y eso me preocupa”, platicó vía telefónica con Excélsior.

El trabajo de promoción no cesa, sobre todo cuando ya está disponible en plataformas su edición especial del álbum Al chile, que incluye la versión de Cariñito, mix del Instituto Mexicano de Sonido junto a Panteón Rococó; Querido alguien, versión en español de Dear Someone, al lado de Norah Jones; El son de Ejutla y la reversión de La cumbia del mole, que hizo junto a un grupo de niños zapotecos en el tiempo que le dio dengue.

Tiembla, su sencillo más novedoso, se escribió tras el último terremoto ocurrido en 2017, pero dadas las circunstancias del abuso de género, los feminicidios y la movilización de mujeres en el país su perspectiva cambió.

Es una canción de amor desde el punto de vista de la mujer y de cómo lidiamos con este bloque de cemento que está sobre nosotras y que no quiere voltearse.

Su intención era mostrar la dificultad de comunicarse con otro ser, en parte eso pasaba cuanto tembló, y ahora con este movimiento de mujeres que va en aumento, me parece que vamos picando piedra y en esto la metáfora viene como anillo al dedo”, comentó.

La oaxaqueña contó que su madre, actualmente de 83 años, es una mujer progresista y la feminista de su familia, quien le enseñó todo lo que ella predica a través de su faceta artística y como pilar de su familia.ç

Por lo que se le cuestionó sobre su sentir al ver a políticos y gobernadores minorizar los feminicidios.

Pasamos largas horas mi mamá y yo discutiendo de autores y hablando de la historia, así que no hay que apartar a personas de generaciones más atrás, sino tratar de incluirlas para que se sumen a un cambio generacional para lograr los cambios, y de eso trata esta canción”, opinó.

Lila recitó una línea de su canción para redondear su idea: “tiembla mi corazón porque tu corazón es de piedra”.

Y, calificó como una falta de respeto el que políticos no tomen en serio la violencia de género. Sin embargo, cree que están a tiempo de recapacitar.

Su reciente gira por Estados Unidos le impidió sumarse a la marcha del 8M y al paro nacional. Pero, a la distancia, pidió a su hijo Benito y a su marido Paul Cohen que leyeran todos los comunicados para saber de qué se perdía.

Hay que plantar esa semilla en los varones; yo sé que nos duele a las mujeres que somos tradicionales, que nos gustan nuestras costumbres de cocinar, limpiar y planchar, pero hay que pedirles a ellos que aprendan a hacerlo para que no exista esa división de género que nos está haciendo daño”, agregó.

Lila adelantó que comulga con las ideas del candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos Bernie Sanders, pero aceptó que su popularidad va a la baja a causa de su visión socialista, así que prevé el apoyo hacia Joe Biden, quien va arriba en las preferencias.