Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.- Sin importarles la contingencia por el coronavirus ni mucho menos las medidas higiénicas, militantes de organizaciones sociales, como el CODEP, abrieron registros de drenaje y colocaron sanitarios al aire libre en el zócalo capitalino. 

Además, mantienen cerrada dos cuadras de la avenida Independencia, el Centro Histórico de la ciudad, con autobuses y taxis sin placas de circulación. 

Desde ayer cientos de ellos provenientes de diversas comunidades, llegaron a la capital para pedir dinero al gobierno, supuestamente para obras públicas y programas sociales. 

Al no lograr su cometido, desde anoche bloquearon calles alrededor de la Casa Oficial tras lo cual llegaron al zócalo. 

Este día permanecen con campamentos e incluso ya instalaron puestos ambulantes, además de al menos tres letritas, que únicamente cubren con cal tras haber sus necesidades. 

La molestia y la pestilencia cubre todo el zócalo y los restaurantes, por lo que las familias tienen que cubrirse la nariz al pasar, además de que los restaurantes se encuentran vacíos. 

Sus dirigentes se han mostrado herméticos y agresivos incluso con los representantes de los medios de comunicación, para evitar ser cuestionados acerca de la utilización de mujeres y niños en sus protestas. 

Prevén pernoctar otra vez en el zócalo para así presionar al gobierno a que les entregue dinero y apoyos materiales.