Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. Después de más de una semana, integrantes de al menos cinco organizaciones sociales se retiraron del zócalo la tarde de este miércoles; sin embargo, dejaron basura y pestilencia abandonada en el primer cuadro de la ciudad.

Como se informó, los inconformes llegaron el pasado 18 de marzo a la capital oaxaqueña y de inmediato comenzaron acciones de bloqueo y amenaza a la sociedad.

Durante más de una semana se dedicaron a tomar camiones, cerrar cruceros viales, agredir a los transeúntes y vandalizar.

Las acciones las radicalizaron durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador, los días 20, 21 y 22 de marzo.

Y este miércoles, antes de retirarse, tomaron camiones y acudieron al encierro de autobuses ADO, donde pretendían entrar por la fuerza a tomar camiones de lujo para regresar a sus comunidades.

Los militantes de las organizaciones violentas fueron encabezados por Josías Ramos, Jaqueline Almazán, entre otros, cuya única exigencia era dinero supuestamente para las comunidades indígenas.