Juan Martínez Ferra

OAXACA. Pobladores inconformes denunciaron al presidente municipal de Magdalena Apasco, Etla, Jesús Santiago, de armar un escándalo al asegurar que hay un caso de coronavirus en dicha comunidad eteca, pero lo que quiere es impedir la realización de una asamblea donde exigirán su destitución.

Como se dio a conocer, la semana pasada el edil emitió un comunicado alertando la presencia del Covid-19 en un pastor evangélico, por lo cual determinó suspender toda clase de actividades sociales e ingreso a la población.

Además, dijo que toda la población debería acatar las medidas y que no se permitirían reuniones masivas.

Sin embargo, criticaron que el edil, acusado de desvío de recursos y corrupción, permitió las fiestas del Quinto Viernes y otras actividades, donde incluso consumió bebidas alcohólicas y se portó agresivo.

Señalaron que el propio pastor evangélico ha reconocido que no tiene coronavirus, pero el edil no se ha retractado de su medida, lo cual ha estado afectando severamente a la población.

Incluso, el Parque Industrial que está situado en Magdalena Apasco comenzó a cerrar sus puertas y despedir a trabajadores, lo cual ha generado una grave irritación por el desempleo.

Recordaron que hace unas semanas, el edil fue denunciado públicamente por acordar bajo el agua contratos de obras con el Gobierno del Estado, sin licitación, así como “moches” para autorizar otras acciones.

Los afectados hicieron un llamado al Gobierno del Estado para que tome cartas en el asunto y clarifique la situación sanitaria, además de que se revise el actuar del presidente municipal, que ya tiene una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción, así como auditorías del Organo Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca.