REFORMA


Mayolo López

Cd. de México (17 abril 2020).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador ponchó al erario al concretar la compra por 511 millones de pesos del Estadio de Beisbol Héctor Espino, en Hermosillo.

Ayer el Secretario de Hacienda de Sonora, Raúl Navarro Gallegos, informó que Banobras realizó el pago y que el dinero sería destinado para las pensiones del Isssteson, para seguridad pública y para infraestructura hospitalaria y materiales médicos.

Desde agosto de 2019, Andrés Manuel López Obrador dijo que buscaría comprar dos estadios en Hermosillo y Ciudad Obregón, Sonora, para su programa de formación de beisbolistas, escuelas y centros de educación física, y áreas comerciales en sus zonas aledañas.

Pero el pago se concretó en plena contingencia sanitaria y económica por la pandemia de coronavirus.

Con el monto de la transacción podrían comprarse 472 mil trajes de protección médica contra el Covid-19, según estimó el senador Clemente Castañeda.

“Recientemente se realizó el pago, por parte de la Federación, correspondiente a la venta del estadio Héctor Espino, cuyos recursos en su mayoría están siendo invertidos en el sector salud, para preparar y mejorar las condiciones de atención por el virus”, informó en un comunicado el Gobierno sonorense.

El miércoles pasado, también la Secretaría de Desarrollo Territorial anunció que había concluido la construcción de un estadio de beisbol en San Luis Río Colorado, Sonora, donde se gastaron otros 58 millones de pesos.

Tras el anuncio ayer mismo le llovieron las críticas al gobierno de AMLO.

“En una situación como la que estamos, aunque sean compromisos adquiridos, una erogación de este tamaño cuando tienes enfrente la epidemia; cuando tienes a los médicos reclamando la falta de insumos y de condiciones para hacer su trabajo; y cuando tienes enfrente una crisis económica, cualquier compromiso de esta naturaleza que no genera absolutamente nada, debería frenarse”, reprochó el senador Clemente Castañeda, líder nacional de Movimiento Ciudadano (MC).

A juicio de Castañeda, los 511 millones 600 mil pesos deberían destinarse a paliar las carencias que resiente el personal médico.

“El Gobierno debería cancelar cualquier tipo de compromiso que no tuviera en este momento una utilidad para enfrentar la pandemia, para orientar este dinero para las cosas verdaderamente importantes.

“Ahorita lo más urgente es darle condiciones a los médicos que han venido denunciando la falta de equipo para poder hacer su trabajo”, indicó.

El estadio Héctor Espino fue inaugurado el 4 de octubre de 1972, era casa de los Naranjeros y tiene una capacidad para 15 mil personas.