Con la designación de la senadora Susana Harp como enlace federal para atender la contingencia sanitaria en Oaxaca, quedó más que demostrado que los afectos del Presidente Andrés Manuel López Obrador no están con el otro senador por Morena, “el capo” Salomón Jara; de hecho, nunca han estado a favor de Jara, quien continuamente mete en problemas al Presidente y hasta usa su nombre para decir que será el próximo candidato a gobernador de la entidad. Claro que no lo será ni tampoco Benjamin Robles; alias “el cara sucia” y quizá esta nueva encomienda a Susana Harp es un indicio de su próximo futuro.