SENDERO

En el Día del Trabajo, fecha que la Red Cultural GFU para la Fraternidad Humana le dedica también al Gurú, siete personas de diferentes países que han alcanzado este grado iniciático dentro de esta organización realizaron un encuentro virtual para compartir sus experiencias y puntos de vista sobre su labor cotidiana, interesadas en mejorar la condición humana en tres aspectos fundamentales: salud, conciencia y fraternidad. Una mujer y seis hombres ponen lo mejor de sí mismos, tienen una meta clara hacia dónde van, sin ver las diferencias que hay naturalmente entre ellos, sino más bien encontrar compatibilidades y virtudes. 

El gurú César Ortega señaló que justo a la entrada al segundo grado de la Era del Aquarius, existe hoy en el mundo un gran movimiento que nos invita a reflexionar para volver a una disciplina de vida, a los buenos hábitos, a que nos demos cuenta de que los hábitos sanos nos pueden liberar de cualquier virus que siempre ha existido y existirá, o por lo menos van a atemperar su fuerza dañina. Estamos también urgidos de sistemas ecológicos equilibrados que permitan balancear la vida de todos los seres en el planeta, donde todo lo que sucede obedece a un imperativo cósmico.

A propósito del coronavirus, expresó que las personas que han descuidado su estado de salud son en consecuencia más vulnerables porque no están equilibrados. Por lo tanto, tenemos ahora una gran oportunidad para recomponer el estado de cosas y retomar el rumbo que la humanidad ha perdido y le está costando caro. Todos podemos apoyarnos para dignificar nuestra vida y permitirnos el proceso evolutivo de nuestra existencia.

El gurú Luca Gambini dijo que el planeta Urano está moviendo a toda la humanidad, dejando sombras y sufrimientos, dolor y miedo; mucha gente está distanciada y otros están con la familia, otros más sin estar dedicados a sus actividades ordinarias, productivas, sin embargo, todo esto nos brinda la gran oportunidad para desarrollar nuestro estado de la conciencia.

Los seres transitamos en el camino de la diversidad hacia la unidad y esta aceptación hace posible que convivamos entre nosotros. La humanidad está llena de diferencias culturales, de religión, ideologías y cuestiones morales, pero es posible percibir nuestra esencia espiritual que nos une y no termina ni muere. Así como hay diferencias en las formas en todas las cosas que hay en la madre naturaleza, así también las hay en los seres humanos, con la salvedad de que nosotros tenemos nuestra esencia inmanente.

Por su parte, el gurú Oswaldo Córdova reconoció los momentos de crisis que vive la humanidad que abre las posibilidades de revisión y cambio de paradigmas que necesitamos para atender nuestras necesidades más apremiantes; la humanidad necesita salud, bienestar y felicidad, en cuya aspiración coincidimos todos y podemos trabajar juntos para alcanzarla.

La humanidad espera de la creatividad y acción de sus mejores hijos para revertir los males que le afectan. Necesitamos tolerancia y amor hacia los demás para poder entendernos mejor ante tanta diferencia entre los seres humanos. Démonos cuenta que podemos ser mejores seres humanos, mujeres u hombres.

La gurú Lucía Cordero Ruiz consideró que en esta Era del Aquarius, regida ciertamente por Urano, es para romper paradigmas como lo estamos constatando en todas partes del mundo y en nuestro país. Ella pidió a las personas tener más confianza en sí mismas, a confiar en nuestro ser, porque éste es sabio y siempre nos guiará en nuestro camino.

Comentó que el universo está conectado en todo a través de leyes y dentro de él, nosotros los seres humanos. Todos estamos interconectados. Nuestra gran casa es el planeta Tierra, por lo que hay que cuidarla. Cuando nos dicen que la cuidemos y que nos quedemos en ella siempre, es una invitación a mantenerla limpia y no seguirla contaminando.

El gurú Armando Navarro se refirió al trabajo con visión integral que desarrollan los gurús por la paz, el bienestar y mayor comprensión entre los seres humanos; con profundo respeto a los derechos y deberes de las personas, la Red GFU que representan propone un nuevo estilo de vida que se traduzca en salud, bienestar y elevación de conciencia. Hay una verdadera razón para vivir y el ser humano tiene que construir su propio destino.

En su turno, el gurú Guillermo Granados se refirió al ir y venir de sus compañeros en los diferentes lugares del mundo adonde los invitan para compartir lo que la vida les ha enseñado. Es mucho el trabajo por hacer porque son tantas las necesidades de la humanidad. Los gurús son practicantes de las virtudes y las buenas costumbres en beneficio de la humanidad, siguiendo las enseñanzas del sabio francés, doctor Serge Raynaud de la Ferriere, y poniéndolas al alcance de las personas de todas condiciones sociales.

Por último, el gurú Constancio Gribaudo, coordinador de este encuentro virtual, dijo que conoció esta organización hace muchos años y desde entonces percibió su gran valía, pues representa la síntesis de las diferentes tradiciones de sabiduría que han existido en la historia de la humanidad y su propuesta responde a las necesidades actuales del planeta.

Ayudemos a sanar a los seres humanos y al planeta Tierra, fue una de las conclusiones.