Oaxaca.-  Mientras el Consejo de Salubridad General aprobó una serie de medidas, entre las que destaca el establecimiento de Semáforos estatales que sirvan para evaluar la situación de la epidemia en cada entidad federativa, los organismos empresariales, micro y pequeños negocios, confían que pronto se reanuden las labores y que el impacto económico del Covid-19 no siga creciendo.  

Es indudable que se necesita una política de regreso al “no confinamiento” cuando éste llegue, no sólo garantizar medidas preventivas de salud en los sitios de trabajo, sino también de atender a las personas que hoy están en la formalidad y pasarán a la informalidad como consecuencia de haber perdido su trabajo. Brindar a esas personas y a las que ya están en la informalidad una mínima red de protección social; de dar incentivos a las empresas para fomentar el empleo.

Sin importar condición de ocupación, una proporción importante de la población vive en situación de pobreza por lo que abandonar sus actividades productivas implicaría una amenaza para la subsistencia de sus familias. Esta combinación de precarización laboral y bajos ingresos hace que campañas como la mencionada resulten en llamados insensibles y poco empáticos dada la realidad del país.

El hambre es una amenaza igual de importante que el Covid-19 y forzar a la gente a dejar de trabajar sin ofrecer ningún tipo de apoyo financiero es, seguramente, igual de grave que obligarlos a salir en medio de la pandemia. La tasa de informalidad que se observa en Oaxaca tiene alrededor de 80% de su población económicamente activa en esta situación, lo que dificulta el cumplimiento de la cuarentena. El confinamiento equivaldría a condenar a ese 80% a quedarse sin remuneración alguna.

… A VUELO DE PÁJARO  

 El gobierno federal anunció que a partir del próximo lunes 18 de mayo, iniciará la reapertura de actividades en la ‘nueva normalidad’, luego del cierre por la pandemia de Covid-19. En la primera etapa, regresarán a actividades aquellos municipios que no presentan contagios ni tienen vecindad con otros municipios con contagios.

La segunda etapa inicia también este 18 y hasta el 31 del mismo mes, y será para preparar el reinicio de actividades de junio de otras zonas del país donde las empresas y el Gobierno deberán hacer protocolos para la reapertura.

 Hasta junio

 La tercera etapa, a partir de 1 de junio, se utilizará un semáforo semanal para la reapertura por regiones. Se trata de cuatro colores: rojo, naranja, amarillo y verde.

Volverán actividades del sector primario (agricultura, ganadería), manufactura, siderúrgica, logística y mudanzas. Tendrán que seguir con las medidas de sana distancia y de higiene en áreas públicas, negocios y dependencias de gobierno. Para el 15 de junio se pretende retomar actividades en restaurantes y tiendas departamentales a 1/3 de su capacidad, así como de servicios jurídicos, bufetes de abogados, servicios religiosos, cines, teatros, deporte sin público, bancos, servicios financieros, consultas médicas, trámites y servicios de gobierno en atención al público.

 Garantías

 Tras el anuncio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para reiniciar las actividades de manera gradual, la Sección 22 de la CNTE que encabeza Eloy López Hernández, determinó que no existen las condiciones de seguridad sanitaria en las

más de 14 mil escuelas para regresar a clases durante este mes. Pidió garantizar las condiciones con las medidas necesarias para estar valorando conjuntamente con los padres de familia y el IEEPO la forma del regreso a clases de manera segura para todos.

 Amarillo

 El gobernador Alejandro Murat Hinojosa anunció que se contempla el reinicio de las actividades únicamente en 269 “Municipios de la Esperanza”, de los cuales 203 pertenecen Oaxaca. En el resto del estado, incluida la capital y los municipios de mayor concentración de población deben seguir acatando las medidas de prevención. Por eso seguirán los procesos de Usos y Costumbres que han permitido que Oaxaca sea uno de los estados con menos número de contagios.

 Delincuencia

 El cateo a un domicilio ubicado en el Barrio San Sebastián, Tlaxiaco, donde la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) efectuó y coordinó las acciones para asegurar seis tambos con marihuana, así como aproximadamente 100 cartuchos de diferentes calibres y la detención de una persona, exhibe que la delincuencia no descansa ni en tiempos de pandemia. Una denuncia anónima permitió acudir al lugar y lograr un punto a su favor, aún cuando es indudable que falta mucho por hacer.

  ___________________

 Volveremos.

 ___________________

  tw:@plumastecolote

 humbertecolote@hotmail.com

 plumastecolote@gmail.com

 www.lineasgenerales.com.mx