Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. Autoridades y pobladores de Santa Catarina Cuixtla, en el distrito de Miahuatlán, impidieron ayer el paso al cadáver de uno de sus paisanos, bajo el supuesto de que había muerto por coronavirus.

Para ello cerraron el paso hacia la comunidad, pese al ruego de los familiares y la explicación de que habían sido otras las causas del fallecimiento.

Se trata de una mujer de nombre Silvia P., quien había fallecido en la Ciudad de México y fue trasladada en una carroza hacia su lugar de origen; no obstante, le fue negado el paso, a pesar de que los deudos mostraron documentos que acreditaban que había muerto por cáncer.

Los pobladores insistieron en rechazar el paso e incluso anunciaron que la medida se extiende a todos los habitantes del Valle de México que quieran llegar o traer sus cadáveres a la comunidad, esto con el propósito de evitar contagios por coronavirus.

Después de varias horas de riego finalmente permitieron el paso de la carroza pero bajo estrictas medidas de seguridad e higiene.