El mote de “superdelegada” que le endilgan a la mazateca Morenista Nancy Ortiz Cabrera, no es casual. Su cargo oficial es el de delegada estatal de la Secretaría del Bienestar y como tal maneja ocho Programas de dádivas en el Estado. Más que el puesto, lo que la hace poderosa es repartir tanto dinero a fondo perdido. Todo el poder se centra en ella. Solo en los primeros cuatro meses de este año, regaló ¡3 mil millones 789 mil 886 pesos!

       Es sumamente poderosa por la inmensa cantidad de billetes que reparte sin ningún compromiso, salvo el de “microcréditos” que los solicitantes deben pagar.

       Por el tamaño de la cifra colosal de dinero que dispensa en un Estado pobrista como Oaxaca, Nancy alcanza una dimensión mayor de magnanimidad y popularidad que Santa Claus y los Reyes Magos. Si a la hora de designar candidato Morena mide la talla política por lo dadivoso y no por la capacidad, podemos decir que Nancy ya estaría “amarrada”.

       A eso se debe que genere tantos barruntos de miedo político hasta entre tiburones de la grilla como Salomón Jara su sicario Flavio “el demonio de Tasmania”, el diputado “cara sucia” Benjamín Robles y unos 10 diputados locales que, la miran con recelo.

       Aunque los diputados locales del Congreso número 64, cucharean (como dice AMLO) pródigamente sus dietas al grado de gastarse cada mes cerca de cien millones de pesos del presupuesto, sienten envidia por la “superdelegada” que, además, no les coparte nada, ni la presencia. Los diputados que recientemente se unieron al clan contra Nancy, son Othón Cuevas, Luis Alfonso Silva, Ángel Domínguez e Hilda Graciela Pérez Luis. La división en Morena crece.

LA PANDEMIA

La disminución de dos municipios oaxaqueños de los 213 “libres de Coronavirus”, prendió la luz roja del semáforo de la SSA y la desconfianza de las autoridades municipales que se rigen por el sistema de Usos y Costumbres.

       Algunos Ayuntamientos de la Sierra Juárez, se negaron a regresar a la “nueva normalidad” no obstante que el presidente AMLO anunció que 324 municipios en todo el país, que han sido considerados como municipios de la esperanza, reanudarán sus actividades, por lo que pidió “a todas las autoridades locales, a los gobernadores, a los presidentes municipales, a las autoridades de usos y costumbres que nos ayuden para que nos cuidemos”.

       Indiscutible la decisión de autoridades municipales, principalmente de los distritos de Ixtlán y Villa alta, que se pusieron de acuerdo y dicen que con base en las observaciones que hagan en cada una de sus comunidades, irán permitiendo la vuelta a la normalidad y la actividad económica. Otro arregló emanado de sus “Usos y Costumbres” que fue lo que permitió que la Pandemia no pegara en sus pueblos, se refiere a los convenios que harán con los maestros para reabrir las escuelas.

       Dicen que independientemente de lo que ordene la SEP, en cada municipio decidirán el reinicio de clases una vez que las condiciones sanitarias estén dadas. Informaron que han hablado con sus maestros y tomaron el acuerdo.

       Todo indica que, en este caso específico, los gobiernos federal y estatal decidieron oír al pueblo.

       El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, ayer dijo que el reinicio del año escolar se hará hasta que los pueblos y maestros verifiquen que las condiciones están dadas. El mismo presidente AMLO dijo que “hay que hablar con los maestros, hay que empezar con acuerdos, tiene que haber consenso nada por la fuerza todo por la razón, el derecho, cuidándonos, pero sí ir pensando en abrir porque tenemos que reiniciar en cabalidad la vida productiva, la vida económica, la vida social, la vida cultural, el regreso a la nueva normalidad”, señaló.

MUNICIPIOS SIN CONTAGIO

     Añadió que la situación sanitaria en esos municipios llamados “de la esperanza” se pueden consultar a detalle en la página oficial de la SSA. En Oaxaca, hasta el fin de semana eran 213 pero ayer detectaron nuevos contagios en dos municipios, uno en cada pueblo, por lo que el número disminuyó a 211. En Guerrero son doce municipios donde no hay enfermos de Coronavirus, un municipio en Hidalgo, 23 en Jalisco, tres en Michoacán, siente en Nuevo León, 13 en Puebla, seis en San Luis Potosí, 16 en Sonora, cuatro en Tamaulipas, 12 en Veracruz, y uno más en Yucatán.

         En contraste hay algunos municipios de la Costa, Mixteca y el Istmo donde si reiniciaron, con precaución, las actividades.

Por otra parte, bajo protesta de decir verdad, empresas dedicadas al transporte, minería, construcción y el sector automotriz podrán solicitar el regreso a sus actividades normales a través de una nueva oficina que se instalará a partir de este lunes 18 de mayo y que les brindará esta autorización, con el compromiso de tomar todas las medidas necesarias para prevenir contagios por Covid-19.