Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. Personal médico, de enfermería y administrativo del ISSSTE en Huajuapan de León, denunció que pese a estar en probabilidades de resultar positivos al coronavirus, debido a que han estado expuestos a ello, hasta el momento no se les ha aplicado la prueba respectiva.

Ese nosocomio se sumó a las constantes quejas que ha habido en Salina Cruz, Ciudad de Oaxaca, entre otros, cuyo director nacional, el oaxaqueño Luis Antonio Ramírez Pineda, no ha hecho caso.

“Somos afectados directos por un reciente incidente de exposición laboral al virus COVID-19 ocurrido del pasado 13 de mayo del presente año. Hacemos de conocimiento, que hasta el día de hoy a ningún trabajador y trabajadora que fuimos expuestos a pacientes confirmados de COVID19 por falta de protocolos y equipo de protección, no se nos ha realizado la prueba para esta patología”, señalaron en un comunicado.

Indicaron que mucho menos les ha realizado el trámite correspondiente de riesgos de trabajo o probable enfermedad de trabajo, argumentado que se realiza hasta que salga alguien positivo a la prueba de COVID19, “lo cual es totalmente incongruente ya que no han realizado la prueba, por lo tanto no hay positivos por falta de detección”.

“Nuestra institución no tiene la infraestructura física ni de personal médico y de enfermería para ser un hospital de reconversión COVID-19, y brindar la atención médica a la población de la zona, por lo que diferimos completamente de las declaraciones de nuestras autoridades hospitalarias.

“Aplicamos esta postura como medida coercitiva para frenar la propagación y transmisión de dicha entidad patológica ya que de continuar con el modelo de atención que tenemos actualmente, seremos un canal potencial de la propagación del virus para toda nuestra entidad”, refirieron.

Expusieron que el pasado 27 de marzo, se giró un oficio dirigido a la directora de esta unidad, Dra. Thalia Saynes Ríos, externando y solicitando el Plan de contingencia de la unidad médica y el equipo de protección pertinente, “pues este es indispensable para ejercer nuestra profesión de manera segura, y sobre todo apegada a los estándares internacionales para afrontar esta pandemia de manera responsable”.

Sin embargo, desde la fecha mencionada, “NO tuvimos respuesta por parte de nuestras autoridades, y nos mantuvimos laborando de manera condicionada por parte de autoridad, quienes asignaron al personal que estrictamente está a cargo de pacientes con enfermedades de orden general y condicionándolo a la atención indiscriminada tanto de pacientes afectados por el virus de COVID 19 como de pacientes con enfermedades cronicodegenerativas, metabólicas y urgencias en general;

Lo cual genera probables focos de infecciones cruzadas, además de que merma la capacidad resolutiva de varios servicios por falta de personal”, añadieron.

“Consideramos oportuno que la población afiliada a esta unidad médica, así como el público en general conozca esta situación de incompetencia administrativa, así como el hostigamiento que vivimos constantemente por parte de nuestras autoridades al desempeñarnos en nuestro trabajo, pues carecemos en materia de insumos: material médico, recursos humanos, lavandería, estudios de laboratorio, gabinete, estudios de imagen y área normativa de epidemiologia intrahospitalaria ya que al designar este hospital como hibrido se ve rebasada nuestra capacidad operativa”, denunciaron.