EL ECONOMISTA

Oaxaca.- El peso mexicano opera con pérdidas frente al dólar este miércoles. La moneda local se desplaza en terreno negativo ante un regreso de la percepción de riesgo a los mercados financieros globales por primera vez en esta semana. La mayoría de las monedas pierden terreno frente al dólar estadounidense.

El tipo de cambio se ubica en 22.5660 unidades por dólar a las 8:50 horas. Frente al cierre previo de 22.4370 pesos por dólar ayer, con datos del Banco de México (Banxico), el cruce deja una pérdida para la moneda local de 12.90 centavos, equivalentes a una variación de 0.58%, con un techo por ahora de 22.5940 unidades.

Motivo principal de este sentimiento de riesgo en los mercados es la aceleración en los números de casos de coronavirus en Estados Unidos. Algunos de los estados con más afectados por esta enfermedad son Texas, Florida, California y Arizona, que en conjunto representan 30% de su Producto Interno Bruto (PIB). 

Otro factor de riesgo es que Estados Unidos considera la entrada en vigor de aranceles contra 3.1 mil millones de dólares en importaciones europeas, en productos de Alemania, Reino Unido, Francia y España. Esto forma parte de la disputa en el sector de aeronáutica comercial, de acuero con Banco Base.

La tercera influencia negativa para el peso esta mañana es el desempeño del petróleo. El contrato de futuros para el estadounidense West Texas Intermediate (WTI), referencia en América, se compra por montos inferiores a los registrados ayer, con una pérdida de 1.93% que ubica su precio en 39.59 dólares por barril.

En los indicadores económicos, en México se publicó la inflación de la primera quincena de junio, con datos de 0.32% quincenal y 3.17% interanual. El dato de inflación sube por cuarta quincena consecutiva debido al efecto de la reapertura económica. La gasolina se mantiene con incrementos ante el regresos de la demanda.

Para el resto de la sesión se espera que el tipo de cambio opere en un rango entre 22.3500 y 22.7000 pesos por dólar, explicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base. La divisa que más pierde es el dólar neozelandés, con 1.06%, seguido por la corona noruega, que cede 0.60 por ciento.

jose.rivera@eleconomista.mx