Juan Martínez Ferra

Oaxaca. Este martes comenzaron a abrir más restaurantes de la ciudad de Oaxaca, con las debidas medidas de seguridad, sanidad, higiene y sana distancia.

Ayer lunes el estado entró al semáforo naranja y con ello inició a la “nueva normalidad”, que significa la apertura de establecimientos no esenciales.

Tras ello, el primero en abrir sus puertas fue el restaurante Terranova, en el portal Benito Juárez, frente al zócalo.

Y hoy se incorporaron al menos tres restaurantes más en el portal de Flores Magón, que pusieron sus respectivas divisiones con rejas y las medidas de sanitización correspondiente.

Pero a la par de ellos, los vendedores ambulantes comenzaron también a reabrir sus espacios, como es el caso de los locales ubicados en el exterior del Palacio de Gobierno, donde se asientan pobladores triquis.

Mientras que en la calle de Flores Magòn también ya se encuentra atiborrado de comerciantes informales, sin ninguna regulación y sin medidas de protección ante el Covid-19.