Juan Martínez Ferra

Oaxaca.  El Congreso del Estado de Oaxaca aprobó modificar el Código Penal de la entidad, para sancionar con mayor rigor a quienes ofendan o acosen a las mujeres a través de piropos, silbidos o palabras obscenas.

La reforma se hizo al artículo 241 Ter, donde se prohíbe proferir silbidos, expresiones verbales y/o gestuales de carácter sexual; exhibir y realizar tocamientos, roces o cualquier frotamiento contra el cuerpo de la víctima.

Dicho delito se castigará con prisión de dos y hasta cuatro años, y multa de cien a doscientas veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización. Además, la pena aumentará hasta en una tercera parte cuando se cometa por dos o más personas, y cuando exista seguimiento y persecución.

El ordenamiento legal modificado especifica que, si el acoso se comete contra una persona menor de 18 años o con alguna discapacidad, se procederá contra el responsable a petición de parte. Cuando por cualquier causa, la víctima no pueda resistirse, el delito se perseguirá de oficio.

Si el acosador es servidor público, y se vale de medios o circunstancias que el encargo le proporcione para cometer el ataque, además de las penas previstas en el Código Penal Estatal, se le destituirá del cargo o empleo.

La modificación al Código Penal se aprobó ayer en sesión ordinaria presencial de la 64 Legislatura del Estado de Oaxaca.