EL ECONOMISTA

Oaxaca.- La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que hubo un aumento en el número de llamadas al 911 por violencia de género. 

Durante la conferencia matutina del presidente, Andrés Manuel López Obrador, se presentó un gráfico en el que se observó que en el primer semestre del 2020 se recibieron 131,224 llamadas de emergencia, lo que significó un aumento de 45.8% en comparación con el mismo lapso del año previo, que tuvo un registro total de 89,998 llamadas.

La titular de Gobernación sostuvo, por otra parte, que aún hay resabios en las legislaciones locales así como a nivel federal en cuanto a la paridad de género.

Ejemplificó que aún hay estipulaciones en las leyes que se tienen que modificar, como que, en un juicio de patria potestad de niños huérfanos, se dé prioridad a los padres del lado paterno sobre los del lado materno.

Sánchez Cordero mencionó que también se ha ejercido presupuesto para la protección de las mujeres. En este sentido indicó que en lo que va del año se han erogado 16.5 millones de pesos para las Casas de la Mujer Indígena y Aformexicana.

Agregó que como parte del combate a la violencias que padecen las mujeres en el país se creó el Grupo Intersecretarial de Estrategia Contra Violencias, integrado por instituciones como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, entre otras instituciones públicas, así como organizaciones como la ONU Mujeres.

Por su parte, Nadine Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) sostuvo que la institución que encabeza se ha adaptado al recorte de su presupuesto.