Oaxaca.- En los primeros seis meses de este año, el gobierno federal ha destinado menos recursos para el combate a la obesidad y la diabetes, padecimientos que según el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, está incidiendo en el fallecimiento de personas contagiadas de coronavirus. 

De acuerdo con el informe trimestral del gasto publicado ayer por la Secretaría de Hacienda, el sector Salud tuvo un subejercicio de 8.6%, es decir, la Secretaría de Salud no gastó 5 mil 356 millones de pesos que estaban previstos para tres programas: Seguro Médico Siglo XXI; para la prevención y control de sobrepeso, obesidad y diabetes; y para la salud materna, sexual y reproductiva.

Lee: ‘Para mí un contagio es muy peligroso’: Personas con diabetes e hipertensión ante el coronavirus

Éste último, enfocado directamente en la salud de la mujer, tenía un presupuesto anual por 2 mil 448 millones de pesos, pero Hacienda sólo le autorizó gastar 29%, es decir, 732 millones de pesos para los primeros seis meses del año.

El segundo programa con menos disposición de dinero fue el programa de Prevención y Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, que tenía un presupuesto para 2020 de 552 millones de pesos y del que sólo gastó 56% (221 millones de pesos) de los 392 millones de pesos que tenía autorizados entre enero y junio.

En contraste, el año pasado, en este mismo periodo, el programa ya había ejecutado 448 millones de los 533 millones de pesos previstos como presupuesto anual.

Estos datos contrastan con la gravedad que significa la diabetes, obesidad e hipertensión, pues es considera como una “epidemia” en el país, “uno de los países que ha tenido el más grande daño poblacional por la mala nutrición”, ha insistido el subsecretario Hugo López-Gatell al explicar la la mortandad a causa de COVID-19.

“Uno come lo que tiene al alcance y a lo largo de 35 años es muy claro que la dieta mexicana ha estado invadida por productos industrializados con alto valor calórico, azúcares y sales”, ha insistido en la conferencia vespertina donde informa la estadística de la pandemia de coronavirus en el país.

Según su análisis, 67% de las personas con COVID que fallecieron tenía padecimientos crónicos como diabetes, hipertensión, obesidad o una enfermedad cardiovascular, por eso, “las causas que han propiciado la mortalidad, el impacto por COVID-19, es muy claro. Tenemos una contribución de las enfermedades crónicas en el espectro de mortalidad”, dijo.

Sin embargo, el programa que pretende combatir dichos padecimientos no ejecutó el presupuesto disponible, aún cuando a partir de 2019 tuvo nuevas reglas de operación para conseguir una mayor participación de las unidades de primer nivel de atención en el diagnóstico en etapas tempranas de la vida.

Según dijo el subsecretario López Gatell en 2019, la estrategia del sexenio pasado “no respondía a los requerimientos para combatir el sobrepeso y la obesidad: tenía problemas de implementación, no contaban con un programa técnico sobre la promoción de la salud en las entidades federativas ni con indicadores de desempeño e impacto y se carecían de insumos para la detección, como las tiras reactivas para el control metabólico de las personas con diabetes, entre otros”.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) en México siete de cada diez adultos tienen problemas de sobrepeso y obesidad, condición que está asociada a enfermedades como el cáncer, hipertensión, la diabetes, la discapacidad, mortalidad temprana y una reducción en la calidad de vida.