Juan Martínez Ferra

 Oaxaca. El presidente municipal de Santa Lucía del Camino, Dante Montaño Montero, surgido del Partido Morena y del Partido del Trabajo, quedó prácticamente inhabilitado para desempeñar posteriores cargos públicos o de representación popular.

Lo anterior ya que de acuerdo con tribunales electorales, el edil cometió violencia política y de género en contra de una regidora, Nayelli Ortíz Jiménez.

Y es que, el pasado miércoles, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, confirmó que la regidora sufrió violencia política en razón de género.

Derivado de ello ordenó al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), integrar una lista de infractores que incluya el nombre del presidente municipal que perpetró el delito, además de dejarlo inhabilitado para competir por un cargo de elección popular en las elecciones del 2021.

Pero este no es el único hecho por el cual ha sido denunciado el edil, sino además varias trabajadoras lo denunciaron en su momento de despidos injustificados y de retrasarles y adeudarles pagos.

De la misma manera, varios regidores denunciaron hace unos meses los graves casos de corrupción en la obra pública, al comprobar el edil varios millones de pesos por supuestos trabajos, que no se habían hecho o que no estaban concluidos.

Santa Lucía del Camino no sólo enfrenta a un mal gobernante, que se ha distinguido por los negocios y los escándalos familiares, sino también por la grave inseguridad que sufren sus ciudadanos.