Juan Martínez Ferra

 

Oaxaca. Una vez que el Gobierno del Estado dio por cumplidas sus demandas, pobladores que se dicen desplazados de diversos parajes de Santa Cruz Xoxocotlán, se retiraron del bloqueo que realizaban en la avenida Juárez de la capital oaxaqueña.

Los inconformes apoyados por la Asamblea de Pueblos Indígenas (API) que dirige Uriel Díaz Caballero, arribaron a ese sitio desde el pasado lunes en demanda de reubicación.

Los hechos sucedieron en noviembre pasado en que presuntos integrantes de grupos armados incendiaron sus viviendas y los desalojaron, asegurando que son paracaidistas.

Tras ello, el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría General de Gobierno, les dio facilidades para estar albergados en un sitio, luego de un plantón en la calle de Bustamante de la capital.

Al inicio de esta semana se plantaron frente a la Casa Oficial y finalmente luego de diálogos, fueron asignados a otra área, sin precisar el sitio, con la finalidad de que en el futuro puedan asentar sus viviendas en ese sitio, ante lo cual retiraron su manifestación.