FORBES

Oaxaca.- “Fui a una revisión, a un chequeo, una prueba de esfuerzo, pero estoy bien, estoy al 100%“, aseguró el mandatario en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

“Muy bien de la presión, me trataron muy bien, estoy entero, completo, bien y de buenas”, añadió.

En 2013, López Obrador sufrió un infarto debido a una obstrucción coronaria, que pudo destaparse, luego de una intervención quirúrgica.

Acerca de este hecho, una vez como mandatario, aseguró que “tuve la fortuna de que me dio cerca de un hospital”.