FORBES/ Foto: EFE 

Oaxaca.-El primer ministro del Líbano, Hasan Diab, anunció la renuncia del gobierno seis días después de la explosión en el puerto de Beirut que ha causado al menos 160 muertes y más de 6,000 heridos.

“Anuncio hoy la renuncia de este gobierno”, indicó Diab en un mensaje a la nación en el que habló de la lucha contra los corruptos y la necesidad de tener un Ejecutivo de salvación nacional.

Diab hizo el anuncio después de que el gabinete -formado en enero con el respaldo del poderoso grupo Hezbolá, respaldado por Irán y sus aliados- se reuniera el lunes, cuando muchos ministros manifestaron su deseo de renunciar, según fuentes ministeriales y políticas.

En el mensaje televisado, el primer ministro dijo que respalda los llamados de los libaneses comunes para que los responsables de “este crimen” sean juzgados.

La poderosa explosión en el puerto de Beirut, con cerca de 3,000 toneladas de nitrato de amonio, la semana pasada despertó indignación pública con los líderes del país de Oriente Medio; y se produjo en medio de una crisis económica y política que ya provocó masivas manifestaciones contra el régimen sectario del Líbano en septiembre.

El fin de semana manifestantes y policías se enfrentaron en la capital libanesa durante una protesta en la que miles de personas exigen frente al Parlamento la dimisión de las autoridades tras la explosión registrada el martes.

Para muchos libaneses comunes, la explosión fue la gota que colmó el vaso de una crisis prolongada generada por el colapso de la economía, la corrupción y un gobierno disfuncional, por lo que salieron a las calles exigiendo un cambio radical.

Los ministros de Información y Medio Ambiente habían dimitido el domingo, así como muchos legisladores. La ministra de Justicia, en tanto, renunció el lunes más temprano.