FORBES

Oaxaca.- Saúl ‘Canelo’ Álvarez demandó por, al menos 280 millones de dólares, a Golden Boy Promotions y a DAZN, un servicio de streaming que pertenece a Perform Group, por incumplimiento de contrato, interferencia de prospectiva económica, fraude e incumplimiento fiduciario, entre otras acusaciones.

“Soy el número uno libra por libra del mundo. No le tengo miedo a ningún oponente en el ring, y no voy a permitir que los errores de una productora o promotores me mantengan fuera del ring. Presenté la demanda para poder volver al boxeo y darles a mis seguidores el espectáculo que se merecen“, declaró el boxeador mexicano.

Álvarez, estableció en su demanda ante un juzgado civil, que tanto la promotora de Óscar de la Hoya, como DAZN violaron sus acuerdos con él, por lo que quiere ser liberado de cualquier relación contractual, además de recibir una indemnización por 280 mdd.

“A pesar de las repetidas promesas de que una oferta alternativa era inminente, DAZN no hizo una propuesta ni a Golden Boy Promotions ni a Canelo durante varios meses. Cuando Golden Boy Promotions y Álvarez propusieron oponentes, DAZN se negó a confirmar que estaba preparado para transmitir la pelea de Álvarez en septiembre de 2020 o si pagaría la tarifa de licencia contratada de 40 millones”, señala la acusación expuesta por el diario The Guardian.

Saúl Álvarez es el deportista mexicano mejor pagado del mundo, luego de que obtuviera 37 millones de dólares en ganancias durante el 2019, según Forbes.