Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. Al menos cuatro árboles gigantes derribaron las intensas lluvias de anoche en la ciudad de Oaxaca, que en todos los casos no causaron víctimas humanas y sólo daños menores.

El primero de ellos fue un añejo laurel del zócalo de la capital, de unos 10 metros de altura y que cayó una parte sobre una cornisa del portal de Las Flores.

Hasta la mañana de hoy, el personal de Protección Civil y de Bomberos continuaba con el derribo.

Otro fue en el Infonavit Primera Etapa de la ciudad de Oaxaca, que hasta esta mañana comenzó a ser retirado.

Uno más se registró en la calle Brasil de la colonia América y un cuarto sucedió en la calle Adolfo C. Gurrión de la colonia del Maestro, esto último en la agencia de Santa Rosa Panzacola.

En todos los casos, personal del Cuerpo de Bomberos procedió al desrame y retiro de los ejemplares.