El impulso a la labor de las maestras y maestros artesanos es una tarea primordial del Gobierno de Oaxaca. Hace unos días, el Gobernador Alejandro Murat en compañía de su esposa, la Señora Ivette Morán, inauguraron las nuevas instalaciones de la tienda ARIPO y las oficinas del Instituto Oaxaqueño de las Artesanías (IOA). Enclavadas en una de las calles más hermosas de la ciudad de Oaxaca, García Vigil, y donde inicia la calle de Rufino Tamayo, conocida como los Arquitos, en el Barrio de Xochimilco, esta sede se convertirá en un nuevo valor cultural para proyectar a Oaxaca en el mundo.

Esta sede es un espacio digno, funcional y adecuado para la exhibición y venta de las creaciones de las familias de artesanos oaxaqueños y es un anhelo de generaciones, pero este Gobierno fue sensible y estratégico al remodelar la tienda ARIPO, lo que implicó una inversión estatal y federal de más de 36 millones de pesos; con lo que se mejoraron las áreas de exhibición y venta de las artesanías, y se construyeron espacios para la realización de talleres y capacitaciones. 

La señora Ivette Morán, presidenta honoraria del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Oaxaca, enfatizó que “esta no es una obra de infraestructura, este es un legado, así como el legado de ustedes que transmiten de generación en generación”. De este modo, lo principal es que este espacio digno permita que las y los artistas del estado puedan vender todos sus productos de manera justa. Esto es fundamental, pues es innegable la existencia de intermediarios que se aprovechan del talento de sus manos mágicas, y que obtienen beneficios por la comercialización de sus creaciones. Ahora, lo fundamental es impulsar el talento, pues esta digna casa de las artesanías contribuirá al empoderamiento económico de las familias de artesanos. 

A cuatro décadas de conjugar el arte, la tradición, la sabiduría e historia de los pueblos de Oaxaca, ARIPO será punto de referencia del arte popular mexicano, y promoverá las carreras artísticas de algunos de sus mayores exponentes. Es innegable que el posicionamiento que hoy tiene el estado como destino formidable para el turismo, especialmente fuera de México, se debe en gran medida al arte que aquí abunda en diversas manifestaciones. Con este enfoque es posible explicar los últimos reconocimientos recibidos aun en tiempos de pandemia, como el que otorgó la prestigiada revista neoyorkina “Travel + Leisure” a la ciudad de Oaxaca como mejor destino a visitar en el marco de los World’s Best Awards. 

Para la antropóloga Marta Turok, el fenómeno artesanal es una construcción histórica, en la que están muy vinculados tecnología y cosmovisión. La artesanía tiene una dimensión simbólica, no se trata de un objeto utilitario y ya. Para la especialista, la cultura material tiende a ser la parte tangible del patrimonio cultural intangible. De ahí que las artesanías se conviertan en un reflejo vivo del patrimonio, en constante creación y movimiento. Para asegurar su desarrollo, Turok ha propuesto una visión artesanal integral y sustentable, donde medio ambiente, cultura y economía estén presentes. Desde esta visión, avanzar en la capacitación de las comunidades artesanales es una necesidad ineludible. Se debe conjugar la creación con el sentido de comunidad y con los espacios de venta, respetando la esencia de los pueblos y comunidades originarias. 

Hay una doble dimensión que cuidar: los artesanos tienen un sentido estético de la vida arraigado a su cosmovisión, en la que confluyen creencias y tradiciones de siglos. No obstante, la creación también constituye su única fuente de ingresos, y en tal sentido debe preservarse y ampliarse. Por ello es inteligente usar las nuevas tecnologías para proyectar las creaciones oaxaqueñas. Hace unos meses el Gobierno de Oaxaca estableció una alianza para comercializar las creaciones de las y los artesanos oaxaqueños a través de la tienda Amazon Handmade Aripo; lo que representa un avance importante para llegar a nuevos mercados en la era digital. Además, en la medida que se logre certificar a las artesanías, incluidos por supuesto los hermosos textiles de las comunidades, se protegerá la propiedad intelectual de los creadores. 

La atención internacional sobre las artesanías oaxaqueñas es un hecho innegable. La semana que pasó la cuenta de Twitter de Mercedes-Benz México compartió un video de un minuto donde se observa a una de sus camionetas insignia recorrer un camino de terracería en medio de montañas y nubes bajas. Hay una pareja al final del camino y de pronto la camioneta aparece transformada en texturas y colores únicos en el mundo, al final también hay un alebrije a su lado. El mensaje de la compañía alemana fue el siguiente: “El sueño de nuestra #ClaseG la encaminó a una aventura que la ha transformado. Su destino la llevó a conocer a Jacobo y María, dos artesanos que plasmaron el color, magia y tradición de la cultura zapoteca en el ADN más poderoso de Mercedes-Benz. #EsMexicana”. 

En el último cuarto de siglo Jacobo y María Ángeles se han convertido en una estrella en el firmamento de nuestro arte popular, haciendo de su universo de tonas y nahuales un valor añadido a nuestra herencia cultural indígena y que hoy admiran, además de miles de personas, empresas de clase mundial. Han convertido a San Martín Tilcajete en un destino que aparece en las guías de viaje de México en varios idiomas. Esta es la fuerza del arte popular cuando trasciende los límites de lo local. Como ellos, cientos de artesanos ahora tienen una sede a la altura de su talento; una casa común que cuidará de este inagotable patrimonio. Construir un legado es una tarea que toma años y décadas. Pero postergar el inicio de las grandes obras es un error imperdonable en los tiempos actuales. El Gobierno de Alejandro Murat se propuso construir, y contra toda adversidad, su legado ya puede verse e incluso visitarse. Ya puede complacer a más enamorados de Oaxaca.

La semana que pasó se realizó la ceremonia conmemorativa del grito de Independencia, que cada año es la ocasión de celebrar el orgullo de ser mexicanos. Cabe señalar que, con todas las medidas sanitarias, el Gobernador Alejandro Murat, acompañado de su esposa Ivette Morán, además de los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial, reconoció a las mujeres y hombres que integran el personal médico y que se encuentran en la primera línea de batalla atendiendo la contingencia sanitaria. Este gesto es reconfortante y transmite esperanza hacia futuro. Honor a nuestros héroes del pasado y del presente. 

@pacoangelm