FORBES

Oaxaca.-A la distancia, los surfers se ven como un grupo de coloridos puntos sobre las olas del mar. Apenas sale el sol en Zicatela, una de las playas principales de Puerto Escondido, y los deportistas se reúnen para disfrutar de un día extraordinario. Los no tan fanáticos de la adrenalina los observan con atención desde la comodidad que ofrece la tibia arena.

Puerto Escondido –o solo Puerto, como lo llaman sus habitantes– es un destino sinónimo de relajación y disfrute. Su oferta de actividades y servicios turísticos es infinita. Buceo, observación de aves, esnórquel, paseos en lancha, cuatrimotos, bicicletas, escalada en roca y una divertida y cosmopolita vida nocturna hacen de este destino el lugar ideal para una gran variedad de visitantes.

Si no eres tan aficionado a los deportes extremos o viajas en plan familiar, puedes visitar playas cercanas –como Carrizalillo o Manzanillo–, donde las olas son más tranquilas. O bien, disfrutar de la naturaleza. De las 808 especies de reptiles –tortugas, lagartos, serpientes y cocodrilos– registradas a nivel nacional, 245 habitan en el estado.

Oaxaca es una zona importante para las tortugas, en sus costas anidan especies que luchan contra la extinción. En Bacocho, certificada como Playa Limpia, se lleva a cabo la liberación de estos reptiles de manera periódica. Los visitantes tienen la oportunidad de monitorear sus nidos y liberar

Otra actividad para tener contacto con la naturaleza se vive en las Lagunas de Manialtepec, donde en ciertas épocas del año se aprecia la bioluminiscencia. Este fenómeno sucede por la alquimia única de las corrientes marinas y la temperatura del agua que atrae a un tipo de plancton hacia la laguna. La experiencia resulta mágica en la oscuridad de la noche.

Es imposible hablar de Puerto Escondido, conocido también como Costa Esmeralda por los tonos de sus aguas, sin mencionar a Mazunte y Zipolite, lugares de interés cercanos.

El primero es un recinto ecológico comunitario con una gran biodiversidad, que se caracteriza por su espíritu rústico y el contacto directo con la naturaleza. Ahí también encontrarás una comunidad preocupada por la

conservación de tortugas. Zipolite, por su parte, es una de las pocas playas nudistas en México y una de las más populares a nivel nacional e internacional.

Puerto Escondido combina aventuras extremas y actividades atractivas para el viajero preocupado por el medio ambiente. Lo que es seguro es que no te arrepentirás de visitarlo.