FORBES

Oaxaca.-A pesar de la pandemia, los proyectos de infraestructura se mantienen como prioridad del Gobierno de Oaxaca. 

No es un secreto que Oaxaca posee ventajas importantes como recursos naturales, biodiversidad y una posición geográfica estratégica. Tiene 568 kilómetros de litoral y la región del Istmo de Tehuantepec es la zona más angosta del país entre el Océano Pacífico y el Atlántico –mide 200 kilómetros–.

Sin embargo, para convertir estas características en motores de desarrollo, “el gran desafío es la conectividad”, opina Alejandro Murat Hinojosa, Gobernador del Estado de Oaxaca –en entrevista para Forbes.

De ahí que el Gobierno de Oaxaca, bajo el objetivo de consolidar la ventaja logística que signifi ca ser la unión de dos océanos, junto con Veracruz, impulsó la construcción del Corredor Multimodal Interoceánico del Istmo.

Además, cuenta con el respaldo del Gobierno Federal, que lo considera uno de los proyectos fundamentales para el crecimiento no solo de Oaxaca, sino de México debido al impacto que generará en la transportación de mercancías, conexión de nuevas zonas productivas y desarrollo local.

PROYECTO DE VALOR AGREGADO

El Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec abarca 79 municipios, de los cuales 46 pertenecen a Oaxaca y 33 a Veracruz. Las dos áreas estratégicas de desarrollo son Salina Cruz y Coatzacoalcos.

La finalidad principal del proyecto es detonar la economía de la región. Por su parte, el Istmo de Tehuantepec, con una localización geográfica única, permite ser una vía de acceso eficiente para el movimiento de mercancías, vía ferroviaria y marítima.

El Corredor Multimodal Interoceánico forma parte del programa y está compuesto básicamente por la modernización y ampliación de todo un conjunto de infraestructura: el sistema ferroviario, las carreteras, los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, refinerías, telecomunicaciones, aeropuertos y gas natural.

Como lo anunció el Presidente de la República –comenta Murat Hinojosa– el Corredor Multimodal Interoceánico busca ser una Zona Libre del Istmo por medio de incentivos fiscales y no fiscales; asimismo, parte fundamental del Programa de Desarrollo lo conforma el Subprograma de Fortalecimiento de la Capacidad Productiva Local.

El objetivo es impulsar los sectores primarios de la economía, como la agricultura, ganadería, silvicultura, pesca y acuacultura. También se crearán seis Polígonos de Bienestar para el Desarrollo: Acayucan, Minatitlán, Matías Romero, Ciudad Ixtepec, Coatzacoalcos y Salina Cruz.

Para el Gobernador de Oaxaca, el proyecto interoceánico va más allá de un proyecto logístico de mover contenedores, “es un corredor industrial de valor agregado, que se suma al país más abierto a nivel internacional, pues México tiene 13 Tratados de Libre Comercio con 50 países.

Esto nos sitúa en una posición única en comparación con algún otro tipo de área geográfica a nivel mundial”. Por lo que, al ser un proyecto integral, el Gobierno de Oaxaca definió hacer un plan maestro en conjunto con la empresa Surbana Jurong de Singapur, que es líder a nivel internacional en generar este tipo de complejos industriales.

Siguiendo con el análisis de Murat Hinojosa, “hoy, tenemos el T-MEC –con América del Norte–, el TPP –Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica– y el TLCUEM –con la Unión Europea–.

Si le agregamos el tema comercial, los beneficios fiscales a nivel nacional e internacional, más los beneficios regulatorios y una ventanilla única, el resultado son todos los elementos para dar el siguiente paso, que es aprovechar las coyunturas que estamos viendo a escala global, como la guerra comercial entre China y Estados Unidos, así como el impacto de la pandemia en las cadenas de producción”.

“Hoy, todos los modelos de cadenas productivas van a ser regionales. Así que vamos buscar que, en el bloque de América del Norte, México sea fundamental y que el Corredor Interoceánico sea el protagonista de atracción de este tipo de industrias”, comparte el Gobernador de Oaxaca. “Entonces, tenemos todos estos elementos para hacer un roadshow y empezar ya a consolidar los proyectos.

El plan de negocios se anunciará seguramente a finales de septiembre por parte del Presidente de la República y el Gobierno del Estado de Oaxaca”.

MOVILIDAD GENERADORA DE RIQUEZA

Hace cuatro años, el Gobierno de Oaxaca estableció dos prioridades: gobernabilidad y seguridad en el estado. Hoy, de acuerdo con Alejandro Murat Hinojosa, “se respira un ambiente de estabilidad política en Oaxaca y somos una de las entidades más seguras del país”.

Bajo estas dos condiciones, “y con una coordinación permanente con el Gobierno de México”, agrega el Gobernador, las obras de infraestructura de Oaxaca –como la Carretera Transístmica y la de Barranca Larga–Ventanilla– no solo se completarán, sino que activarán y acelerarán la actividad económica y el desarrollo de las comunidades.

La Carretera Transístmica (Mitla–Tehuantepec) tiene una estimación de tránsito promedio de tres mil vehículos diarios, lo cual permitirá el transporte de mercancías de tipo alimentario, artesanal, industrial y minero; así como mercancías que vía marítima y por ferrocarril serán transportadas una vez que el Proyecto Interoceánico inicie sus operaciones.

Esto permitirá, a su vez, mayor inversión y un impacto positivo en la producción agrícola de la región. Por su parte, la nueva Carretera Barranca Larga-Ventanilla acercará a la capital del estado con la región de la Costa, disminuyendo el tiempo de recorrido de seis horas y media a solo dos horas y media.

El color ocre del concreto del CCCO, inaugurado en septiembre de 2017, simboliza el adobe de la región Mixteca de Oaxaca. Esta es una de las mejores instalaciones del país para realizar eventos, conciertos, exposiciones y foros de clase mundial.

La estimación de tránsito promedio es de cuatro mil vehículos cada día, permitiendo también el transporte de mercancías principalmente agropecuarias. Cabe señalar que, en 2019, Oaxaca ocupó el primer lugar nacional en producción de papaya, segundo de piña, tercero de agave y cuarta posición de limón, café, cereza y caña de azúcar.

Asimismo, la región de la Costa tiene algunas de las mejores playas de la entidad, como Puerto Escondido, Huatulco, Mazunte, Zipolite, maravillas naturales como la Laguna de Chacahua y la de Manialtepec, y poblaciones ecoturísticas.

Todos estos atractivos turísticos se verán beneficiados al reducir el tiempo de traslado a los turistas y prestadores de servicios. Por lo tanto, habrá mayor derrama económica para la Costa de Oaxaca, que finalmente generará un aumento en la inversión en las comunidades.

PLANES E INVERSIONES

El Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, con el Corredor Multimodal Interoceánico como columna vertebral, estará en operación al 100% en 2023. Aquí las obras contempladas:

Modernización del Ferrocarril–Rehabilitación de la vía férrea Línea Z.

Longitud: 200 kilómetros entre Salina Cruz, Oaxaca y Medias Aguas, Veracruz.

Incluye: cambio de rieles, corrección de curvas y pendientes, rehabilitación y construcción de nuevos puentes, rehabilitación de estaciones ferroviarias e introducción de fibra óptica.

Inversión total: 3,133 millones de pesos con recursos públicos.

Modernización del Puerto de Salina Cruz.

En julio se concluyó el muelle de contenedores–terminal de usos múltiples, contruyéndose

137 metros de los módulos III y IV.

Inversión: 126 millones de pesos.

También incluye proyectos de obra, como dragado de construcción en áreas de navegación y ampliación del patio de contenedores, entre otros.

Proyecto del Puerto Petrolero-Comercial.

Inversión total: 11,251 millones de pesos para su modernización.

Ampliación del Puerto de Coatzacoalcos.

Mayor infraestructura, nueva terminal y fortalecimiento de la conectividad del puerto.

Inversión total: 12,150 millones de pesos.

Gasoducto Jáltipan–Salina Cruz.

Longitud: 47 kilómetros y 36” de diámetro.

Inversión: 12,860 millones de pesos.

Conectividad Digital en el Istmo.

A través del tendido de fibra óptica e inversión complementaria para posibilitar la prestación del servicio.

Inversión: 440 millones de pesos.

Modernización de carreteras en el circuito transístmico.

Ampliar a 12 metros la longitud de la carretera y modernizar 20.8 kilómetros faltantes.

Inversión de la primera etapa de la ampliación de la carretera: 400 millones de pesos.