FORBES

Oaxaca.-El turismo en Oaxaca ha sido una parte fundamental de la economía del estado desde hace décadas.

Aunque en los últimos años, esta actividad tomó mayor fuerza gracias a la iniciativa del Gobierno del Estado y esfuerzos conjuntos, que han generado resultados destacados.

En 2019, la derrama económica generada por el turismo sumó 18,529 millones de pesos, 23.89% más que en 2018 y 51.26% más que en 2016. Es inevitable que esta tendencia positiva no vaya acompañada de obstáculos difíciles de superar. Hoy, el reto está en encontrar el equilibrio entre crecer y preservar el entorno.

La Secretaría de Turismo de Oaxaca se ha encargado de resolver este desafío a través de un contundente e innovador impulso hacia el desarrollo de esta industria con base en un diálogo constante con todos los involucrados.

La recopilación de estas voces permite una sinergia entre el gobierno, la sociedad civil y la iniciativa privada, que ha logrado potenciar la oferta turística de Oaxaca tanto a nivel nacional como internacional y sin dejar de proteger su vasto territorio.

Esto hace posible a los visitantes disfrutar de un destino de ensueño, a los inversionistas explorar atractivas oportunidades de negocio y a las comunidades del estado el poder lograr un nivel de desarrollo creciente, sostenible y sustentable.

RETO MUNDIAL

Otro de los retos actuales tiene que ver con el impacto generado por la contingencia de Covid-19 en la industria. “El turismo ha recibido un duro golpe, y son millones los puestos de trabajo que se encuentran en peligro en uno de los sectores de la economía que más mano de obra emplea”, declaró recientemente Zurab Pololikashvili, Secretario General de la Organización Mundial de Turismo (OMT). 

Según estimaciones del organismo, esta situación podría llevar a un declive anual de entre 60 y 80% en comparación con las cifras de 2019. Con esto en mente, la Secretaría de Economía y BanOaxaca puso en marcha el Plan Emergente establecido por el Gobierno del Estado con el que se han beneficiado 175 empresas mediante créditos con un monto total de 11.68 millones de pesos y se han apoyado a cerca de 437 empresas con un monto de 3.2 millones de pesos para la conservación de empleos. 

En suma, se realizó un trabajo conjunto entre gobierno y servicios turísticos para la elaboración del Protocolo de Salud e Higiene ante Covid-19, que tiene como objetivo hacer de los servicios de hospedaje, restaurantes, museos, guías de turistas, transportes, playas y Pueblos Mágicos, seguros para todos. Esta iniciativa hizo que Oaxaca se convirtiera en uno de los primeros estados en obtener el sello Safe Travels del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC). 

Este distintivo está diseñado para que los viajeros reconozcan a los gobiernos y empresas que han adoptado protocolos estandarizados de higiene. 

MEJOR CONECTIVIDAD 

Una de las decisiones que tendrán mayor impacto para el turismo en los próximos años es la infraestructura de comunicaciones. La conclusión de las carreteras Oaxaca-Costa y Oaxaca-Istmo reducirá de manera radical los tiempos de traslado. La de la Costa –como le dicen de manera informal– hará que llegar de la ciudad de Oaxaca a Puerto Escondido tarde solo dos horas y media en lugar de seis, y el trayecto a Huatulco será de tres horas en lugar de siete. 

La segunda carretera facilitará la conectividad entre la ciudad de Oaxaca y el Corredor Multimodal Interoceánico. Con 3,000 millones de pesos para su conclusión, se pretende que esta obra fomente el desarrollo industrial, comercial y, por supuesto, turístico. 

Estas nuevas conexiones terrestres serán una parte esencial para impulsar con más fuerza algunas de las famosas Rutas Turísticas de Oaxaca. Los visitantes pueden disfrutar de las distintas actividades que se ofrecen a lo largo y ancho del estado a través de 10 recorridos diferentes. 

Entre ellos, se encuentra la Ruta de la Costa Oaxaqueña que destaca por sus dos climas: el montañoso y el costero. 

En ella, se conjugan las playas de arenas doradas y la abundante vegetación que ha sido un escenario idóneo para proyectos ecoturísticos. Uno de los recorridos más famosos y cercano a la ciudad de Oaxaca es la Ruta Caminos del Mezcal, que ofrece una inmersión total al universo de esta bebida ancestral, cuya producción en el estado es de unos 6.4 millones de litros anuales. 

DESARROLLO COMPARTIDO 

En un estado donde 80% del territorio es comunal, las resoluciones se dictaminan de la misma manera. Las decisiones sobre el aprovechamiento de los recursos, ya sea de forma turística, agropecuaria o de infraestructura, son sometidas a asambleas locales. 

Para algunos, estos procesos podrían ser vistos como los causantes de un crecimiento lento. Sin embargo, aseguran un desarrollo que protege los recursos y evitan la explotación indiscriminada. Además, las iniciativas estatales siempre tienen presente la identidad indígena y el cuidado de la naturaleza sobre cualquier otro interés. 

Esta manera de organizarse es visible también en la oferta turística gracias a los Pueblos Mancomunados. En 1993, ocho comunidades zapotecas de la Sierra Norte de Oaxaca decidieron unir su territorio y esfuerzos para emprender un proyecto de ecoturismo en su territorio hoy conocido como Expediciones Sierra Norte.

En suma, diseñaron una estrategia que permite que toda la actividad turística de la zona esté bajo control comunitario, desde la operación hasta su comercialización. Su oferta tiene como objetivo el desarrollo de una actividad turística responsable que permite a los visitantes conectar con la naturaleza y la cultura de las comunidades con conciencia.

Este tipo de manifestaciones de la comunidad refuerzan una identidad milenaria a través de un sencillo principio: “Oaxaca es tan bello que debe ser de todos”. Poco a poco, este magnífico estado está encontrando el punto de equilibrio perfecto ante la adversidad y los nuevos tiempos.

ECONOMÍA TURÍSTICA

2019 ha sido el mejor año para la actividad turística de Oaxaca

14.45% creció la llegada de turistas a Oaxaca, Huatulco y Puerto Escondido

18.10% aumentó la ocupación hotelera vs. 2018

50.85% registró de ocupación hotelera la ciudad de Oaxaca

5.36 millones de turistas recibidos

95% de los turistas son nacionales

56% aumentó el número de asientos disponibles en aviones

4 aeropuertos: 3 internacionales (Oaxaca, Huatulco y Puerto Escondido) y 1 civil (Ciudad Ixtepec)

8,529 millones de pesos fue la derrama económica en Oaxaca en 2019, 23.89% más que en 2018

Fuentes: Secretaría de Turismo de Oaxaca, DATATUR.

Turismo de eventos

Congresos, convenciones, reuniones, bodas y demás eventos sociales encuentran la opción perfecta en Oaxaca:

No. 7 de los 10 mejores destinos para turismo de reuniones a nivel nacional

No. 377 del ranking mundial para turismo de reuniones

Entre los 5 mejores destinos para turismo de romance a nivel nacional

1 millón de asistentes es la afluencia del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO)

100 eventos locales y nacionales se realizaron en el CCCO en 2019

PUEBLOS MÁGICOS

Capulálpam de Méndez

Primer Pueblo Mágico oaxaqueño Distinguido con este título en 2008, esta joya enclavada en la Sierra Norte tiene un espíritu encantador. Sus casas simétricamente alineadas, de paredes de adobe y techos de teja, así como sus calles empedradas, se conjugan con su hospitalidad y gastronomía de primera.

San Pedro y San Pablo Teposcolula

Corazón de la Mixteca. El legado prehispánico se hace visible en los muros de piedra que habitan esta localidad. Además de que el templo y claustro de San Pedro y San Pablo tiene la capilla abierta más grande de América, logra demostrar la belleza del arte indígena tequitqui y del estilo barroco churrigueresco.

Mazunte

Aguas cristalinas y biodiversidad. Famoso por sus bellas y tranquilas playas, Mazunte ofrece más que una locación privilegiada y magníficos atardeceres. Es sede de esenciales proyectos para la preservación y protección de la tortuga y de la biodiversidad que caracteriza a este territorio.

San Pablo Villa de Mitla

Historia viva. Aquí encontrarás la mezcla perfecta entre el pasado zapoteca y la belleza franciscana. Esto se puede admirar en construcciones como El Calvario, su templo erigido en pleno centro de su zona arqueológica. También puedes viajar al pasado en sus cuevas prehistóricas, declaradas en 2011 como Patrimonio de la Humanidad.

Huautla de Jiménez

Alma chamánica. El aire de Huautla de Jiménez tiene una esencia mística que es difícil de ignorar. La herencia espiritual de María Sabina, sacerdotisa de los hongos y curandera, se percibe en la práctica de la medicina tradicional de las familias que preservan su legado. También puedes explorar su sistema de cavernas, el más profundo de América.

EVENTOS IMPERDIBLES

Guelaguetza

Julio

Con cerca de 150 mil asistentes, 23 delegaciones participantes y más de 80 ediciones, la Guelaguetza es la fiesta más importante de los oaxaqueños. En esta celebración se concentran las expresiones culturales de las ocho regiones del estado a través de bailes, música, trajes típicos y obsequios para los asistentes. De eso se trata la Guelaguetza: dar y compartir.

Festival de Jazz de Mazunte

Noviembre

Con un escenario natural de fondo que consiste en aguas tranquilas y arena dorada, este evento reúne a jazzistas de talla internacional en un solo lugar. El tercer fin de semana de noviembre está dedicado a gozar de la música, de excelente gastronomía y de una gran diversidad de culturas.

Noche de rábanos

Diciembre

Cada 23 de diciembre, el zócalo de la ciudad de Oaxaca exhibe peculiares escenas realizadas por hortelanos y floricultores fabricadas con rábano, flor inmortal y totomoxtle. Esta festividad única se acompaña de conciertos, presentaciones folklóricas, conservatorios y talleres.

Calendas

Todo el año

Las calendas inundan las calles de color, risas, música y fiesta. Las chinas oaxaqueñas desfilan con su traje típico y canasta con arreglos de flores en la cabeza al ritmo del tambor y la chirimía de la banda. Niños, mujeres y hombres invitan a los curiosos a participar de una caminata custodiada por los famosos monos de calenda que no dejan de bailar.

Fiestas y festivales

La oferta cultural que tiene Oaxaca pareciera interminable. En cada rincón del estado puedes encontrar una chispa de folklore que convida experiencias multisensoriales únicas. La celebración más importante, la fiesta de los oaxaqueños, es la Guelaguetza.

Cada año en el mes de julio, se lleva a cabo La Fiesta de los Lunes del Cerro, donde participan las delegaciones de las ocho regiones del estado, dando muestra de su cultura y tradición a través de bailes, canciones y obsequios a los asistentes.

Este año se vivió en línea por medio de webinars, paneles y contenido diverso, con un alcance orgánico de 762,537 personas en redes sociales, de acuerdo con la Secretaría de Turismo de Oaxaca. Aunque recientemente, la oferta de fiestas y festivales se ha diversificado. Esto no solo representa nuevas vitrinas para Oaxaca, sino también oportunidades para reinventarse.