ANIMAL POLÍTICO

Oaxaca.- En México solo se registran, reportan e investigan el 6% de los delitos que se cometen realmente. Los datos oficiales de robos, extorsiones, secuestros, abusos sexuales, entre otros, que mes a mes da a conocer el gobierno, corresponden únicamente a las denuncias presentadas en las agencias del Ministerio Público de los estados.

El problema es que la mayor parte de los delitos no se denuncian, como lo revelan las encuestas de victimización Inegi.

E incluso, aunque se denuncien, las agencias ministeriales – por negligencia o corrupción – con frecuencia no inician las carpetas de investigación o no tipifican bien los delitos que se cometen.

Para remediar esto, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) – que agrupa a los gobiernos de todos los niveles – alista un nuevo sistema complementario de medición delictiva que elevaría hasta 70% la captación de los delitos que realmente ocurren, doce veces mas de lo que se registra actualmente, revelaron fuentes federales a Animal Político.

El proyecto elaborado por el Centro Nacional de Información (CNI) del SESNSP y que ayer fue presentado en una reunión privada ante la Comisión de Medición del Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, plantea que este sistema se alimentará de diez fuentes distintas de captación de posibles ilícitos.

Entre esas fuentes se encuentran los reportes de delitos que la gente presenta directamente a la policía, o los que se captan a través de llamadas al 911 o en redes sociales como Whastapp o Twitter. Se trata de casos que con frecuencia no son denunciados en un MP, y quedan fuera de la estadística de incidencia.

El nuevo sistema propuesto, denominado “Sistema Multifuente para la estimación delictiva en México” (Sistema Multifuente) es inédito a nivel mundial por la cantidad de fuentes de información de las que se alimenta, según las autoridades consultadas por este medio.

Las diez fuentes de las cuales se recogería la información son:

Llamadas a la línea 911 verificadas (reportando delitos confirmados por la policía).

Datos de los Informes Policiales Homologados (que los policías llenan al atender una escena de un crimen).

Datos del nuevo Registro Nacional de Detenciones que entró en funcionamiento este año y capta casos federales y locales (y en 2021 registrara faltas administrativas).

Llamadas realizadas a la línea de denuncia anónima 089.

Casos reportados por mensajes en redes sociales como Twitter a las cuentas de las corporaciones de seguridad oficiales.

Casos reportados en grupos de Whatsapp que los policías de proximidad abren junto con los vecinos de una colonia o barrio para reportar novedades o pedir ayuda.

Datos de los partes de novedades o partes policiales que elaboran los agentes de policía en todo el país.

Denuncias que reciben los policías municipales o estatales de manera directa (pero que no son recopilados por fiscalías).

Datos e inteligencia recopilados en fuentes abiertas (como reportes periodísticos, por ejemplo).

Otras fuentes de inteligencian en seguridad que operan las distintas corporaciones policiales y a través de las cuales se identifican ilícitos.

A partir de un protocolo homologado que deberá adoptarse en todo el país, se definirán las formas y pasos para sistematizar la información que se recoja a través de estas fuentes, así como su clasificación para prevenir el registro de datos duplicados o no verificados.

¿Cuántos delitos se cometen realmente?

Para conocer la cantidad de delitos que se cometen en México, el único registro oficial con el que se cuenta actualmente es el de carpetas de investigación iniciadas en las agencias del Ministerio Público a partir de las denuncias que presentan las personas que padecen un ilícito.

Los datos de dicho registro se dan a conocer preliminarmente por el SESNSP mes con mes en su apartado de incidencia delictiva. A su vez, el Inegi recopila la misma información en sus censos de procuración de justicia y la presenta anualmente.