EXCELSIOR

Oaxaca. – Explicó que el aumento de estos animales obedece a que la época de reproducción se da en el verano, por lo que el nacimiento de los arácnidos concuerda con el inicio de las lluvias por lo que es común que busquen refugio para sus crías en los hogares. 

El pasado mes de septiembre se hicieron virales dos denuncias de arácnidos en la Ciudad de México, la primera de ellas, una plaga de arañas violinistas en la alcaldía Miguel Hidalgo. 

En la colonia Daniel Garza, se han registrado varias picaduras de este tipo de arácnidos. Los vecinos culpan a un invernadero por la plaga, aseguran que que opera a pesar de tener sellos de clausura. 

Además, se hizo viral una imagen captada por un usuario de redes sociales en el que se veía a una araña ‘gigante’ columpiarse en uno de los andenes de la estación Constitución de 1917 del Metro de la Ciudad de México. 

Redtox indicó que algunos insectos pone en alerta a la población, sobre todo aquellos que son considerados de importancia médica o nocivos para el ser humano, tales como la araña violinista o el ‘alacrán de Nayarit’, cuya incidencia y toxicidad son considerados un problema de salud en México. 

Pero, estos animales sólo estarían buscando sitios cálidos sin humedad, apartados del movimiento para poder anidar. Las mordeduras y picaduras son catalogadas como accidentes. 

Algunas de las características de estas especies, para poder identificarlas y en la medida de la posible reincorporarlas a la naturaleza sin lastimarse son las siguientes. 

ARAÑA VIOLINISTA: 

Buscan permanecer en sitios oscuros y secos –detrás de cuadros, muebles o roperos. 

Su dispersión es corta porque su traslado es por el suelo.

Su ciclo de vida es de dos a seis años. 

Existen 140 especies del género en todo el Mundo.

México ocupa el primer lugar con 40 especies distribuidas en su territorio. 

Famosas por su veneno, la intoxicación cutánea podría dañar la piel generando úlceras, o causar fallas renales, destrucción de glóbulos rojos e incluso la muerte. 

MEDIDAS DE SEGURIDAD: 

Se recomienda tapar los orificios en las paredes y muros. 

Recoger escombros.

Eliminar plagas de hormigas u otros insectos que les sirven de alimento. 

Revisar los zapatos antes de utilizarlos.

Con guantes, limpiar aquellos sitios que han estado mucho tiempo sin revisar